Publicidad

Ruedas tiradas, eje de torsión o suspensión independiente. ¿De qué me estás hablando?
Industria

Ruedas tiradas, eje de torsión o suspensión independiente. ¿De qué me estás hablando?

Publicidad

Publicidad

Todos sabemos o hemos escuchado que una suspensión trasera independiente es mejor, pero pocos saben decirnos por qué. Sí, suena lógico que cada rueda tenga su propio elemento que le permita moverse de forma independiente, pero hay autos que se conducen de maravilla aun sin este tipo de suspensión. ¿De dónde surge todo este alboroto?

Primero hay que explicar lo siguiente: a lo largo de los años, las marcas han ido mejorando los sistemas de suspensión, no sólo por su configuración, sino por la llegada de amortiguadores magnéticos, sistemas neumáticos y de reglajes electrónicos, aunque por ahora todo esto está reservado para modelos de gama alta.

Suspension

La suspensión es el elemento de la carrocería que le da movimiento vertical a las ruedas y así filtrar irregularidades. Permite que el auto pueda transitar incluso por ciertos caminos difíciles, gracias a la flexibilidad que pueda llegar a tener. Son, a resumidas cuentas, las articulaciones de nuestro auto, que separan a la carrocería de lo que sucede en el camino.

Existen diferentes tipos. Al frente, la más común en la actualidad es la McPherson, que consta de un triángulo inferior y el conjunto de amortiguador y resorte o muelle. es en la parte trasera donde más puede variar el tipo de suspensión de un modelo a otro, incluso si pertenecen a la misma categoría.

Por un lado existen los sistemas de ruedas tiradas, muy populares gracias a su bajo costo. Tienen la desventaja de que cada rueda cambia también su inclinación y no genera la misma sensación de seguridad a la hora de conducirlo que un conjunto independiente.

Suspension Independiente

También está el eje de torsión, quizá el esquema más popular. Es muy fácil identificarlo pues en algunos coches se puede ver esta barra o eje debajo de la carrocería. Une a las dos ruedas traseras y también utiliza amortiguadores y resortes, sin embargo, al estar unida a las dos ruedas, resulta menos eficiente que una independiente al controlar el balanceo de la carrocería y filtrar irregularidades. Su ventaja es el bajo costo.

La suspensión independiente, que por muchos también es conocida como Multilink, utiliza diferentes puntos de conexíon con la carrocería y cada llanta. Como su nombre lo dice, es independiente, lo que permite controlar mejor la carrocería y que una llanta no afecte a la otra si se encuentra con alguna irregularidad, brindando mayor confort, seguridad y control.

Peugeot 3008

Hay marcas como Peugeot, que en el caso concreto del 3008, no utiliza una suspensión trasera independiente; apuesta por un eje de torsión con amortiguadores horizontales y resortes helicoidales. De alguna forma, su ajuste hace que no extrañemos una independiente en el día a día.

En resumen, un auto con suspensión trasera independiente es mejor si lo que buscas es mejorar el paso por curva e incrementar el confort, aunque también depende mucho la puesta a punto que le dé el fabricante a su auto. El SEAT León es un ejemplo: sus versiones base no tienen suspensión trasera independiente y aun así sigue siendo un auto de gran manejo; en contraparte, un Nissan Sentra Nismo también tiene una barra de torsión, pero en curvas se siente nervioso.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir