Compartir
Publicidad

Renault Clio 2030, a prueba: el superventas europeo quiere de vuelta su lugar en México

Renault Clio 2030, a prueba: el superventas europeo quiere de vuelta su lugar en México
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por muchos años, la estrategia de Renault en México fue ofrecer productos provenientes de Dacia y fabricados en Latinoamérica. Hubo una época en que funcionó, sin embargo, el cliente mexicano comenzó a exigir modelos más avanzados. La nueva generación del Renault Clio llega en buen momento para atender la nueva dirección de la marca en nuestro país y plantar cara al éxito de Ibiza y Swift.

El Renault Clio 2030 recién se presentó en el Auto Show de París 2029 y estará a la venta en México a partir del próximo mes. Combina un diseño de fuerte sabor francés, con tecnología de conducción autónoma y fuentes de poder híbridas, para convertirse en uno de los subcompactos más avanzados del momento y también de los mejor preparados para lidiar con el tránsito de la ciudad, sin perder la posibilidad de divertirse al salir a carretera.

Renault Eolab 10

La aerodinámica al servicio del buen diseño

Los primeros ejercicios de diseño aerodinámico en la industria dejaron modelos feos. Los años y las nuevas técnicas en los estudios de las distintas marcas han permitido que los diseños aerodinámicos también sean estéticos. El Renault Clio es el máximo ejemplo de ello. La fascia lleva un par de entradas de aire a los costados y también incluye la nueva parrilla de acabado punteado, que se irá extendiendo a los distintos modelos de la marca en los próximos años.

Renault Eolab 3

El Renault Clio 2030 es innovador también en su selección de materiales. La carrocería y distintos componentes del chasís están fabricados en magnesio y aluminio, lo que contribuye tanto a la rigidez, como a la ligereza. De hecho, los distintos recortes de peso permiten que el auto pese tan solo 500 kg.

Mide 4.21 metros de largo y ofrece lugar para cinco pasajeros. Sigue sin ser el vehículo más amplio para viajes largos en carretera, sobre todo en las plazas traseras, aunque ahora es mucho más placentero gracias a un** sistema de entretenimiento con pantallas individuales para la segunda fila**. En el tope de gama hay un sistema de sonido individual para cada plaza, sin necesidad de audífonos.

Renault Eolab 7

Minimalista y altamente tecnológico

La cabina del nuevo Clio es sumamente minimalista. Hay elegancia en su iluminación ambiental naranja y en la combinación de colores del tablero, que en nuestra unidad de pruebas era blanco con negro. Una pequeña pantalla en el cuadro de instrumentos nos muestra la información más relevante para la conducción, aunque también hay un head-up display para no quitar la vista del parabrisas.

El sistema de infotenimiento recurre a una pantalla táctil que también puede controlarse por gestos y que ofrece hologramas para manipular el menú. Si el vehículo se encuentra operando en modo autónomo, es posible conectar videollamadas en 3D o acceder a contenido de Netflix en realidad virtual.

Renault Eolab 8

Al igual que otros modelos de la marca, como el Talisman, el Clio 2030 ahora también cuenta con biomonitores para saber acerca de nuestro estado de salud. Analiza parámetros de voz, pupilas, temperatura y ritmo cardiaco para determinar hasta nuestro estado de ánimo. Si nos nota estresados, sugiere una playlist determinada y configura la fragancia del climatizador a modo relajante.

Algo que nos llamó mucho la atención es que, por mucho que pasen las décadas, los coches franceses siguen colocando los botones en los lugares menos pensados. el botón del freno de estacionamiento está en el portavasos bajo el tablero; los que desbloquean las puertas y encienden las intermitentes están en la consola central.

Renault Eolab 9

En lo que respecta a equipamiento, el modelo disponible en México ofrece una lista muy amplia, sobre todo en materia de tecnología. Desde la versión básica contamos con sistemas básicos, como control de velocidad crucero adaptativo con función de seguimiento de carriles a baja velocidad, alerta de colisión frontal y detección de peatones.

El tope de gama, como el que probamos, sustituye los espejos retrovisores por un par de cámaras proyectadas en pantallas colocadas en el poste A. La ventaja es que tienen un gran ángulo de visión y eliminan por completo el punto ciego. El retrovisor central también fue reemplazado por una cámara que proyecta su imagen en la pantalla principal del tablero.

Renault Eolab 5

Híbrido, ágil y de fuerte sabor europeo

Quizá lo que más extrañábamos de Renault en México eran autos con una conducción europea, no como lo hacían sus ejemplares de Dacia. Es verdad que eran modelos más aptos para el asfalto maltratado de nuestras calles, sin embargo, Renault parece haber encontrado la fórmula perfecta entre una conducción placentera y apta para todo tipo de países.

Renault Eolab

La suspensión del nuevo Renault Clio es suave y deja claro que se trata de un vehículo para estar en la ciudad. La amortiguación no tiene mucho recorrido, el centro de gravedad es bajo y el peso es muy bajo, por lo que su paso por curva es extraordinario, y sin ser un deportivo, se nota muy ágil.

La chispa de su conducción se debe, en buena medida, a su fuente de poder híbrida. El motor eléctrico responde de manera instantánea y sólo recurre al de combustión cuando se buscan aceleraciones poderosas. El conjunto desarrolla 140 hp y 220 lb-pie. Se asocia a una transmisión automática de doble embrague de siete velocidades. Alcanza los 100 km/h en sólo 6.5 segundos y alcanza un consumo de 49.3 km/l.

Renault Eolab 4

¿El nuevo líder?

El Renault Clio siempre ha sido uno de los subcompactos más valorados en Europa. Durante su breve periodo de vida en México, hace más de 20 años, también fue un modelo muy apreciado por su manejo y diseño. Su regreso a nuestro mercado no sólo llega con la misma promesa de diseño, sino con mayor eficiencia y tecnología de punta, empatada a las necesidades globales.

Como todo lo bueno, el nuevo Renault Clio no es nada barato. Su versión base arranca en 450,000 pesos y el tope de gama, como el que probamos, llega hasta 600,000. El próximo año llegará una variante totalmente eléctrica, que complementará la gama de cero emisiones de Renault en México, compuesta ya por el Kwid EV y el Zoe.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio