Publicidad

Un Duesemberg SSJ de 1935 se convierte en el auto clásico estadounidense más caro de todos los tiempos

Un Duesemberg SSJ de 1935 se convierte en el auto clásico estadounidense más caro de todos los tiempos
Sin comentarios

El pasado fin de semana un Duesenberg SSJ de 1935 se vendió en la subasta Gooding & Company por 22 millones de dólares, lo que lo convierte en el automóvil estadounidense más caro vendido en una subasta, rompiendo el récord anterior de 13.75 millones que alcanzó el Shelby CSX en el año 2016.

No obstante, a diferencia del auto construido por Carroll Shelby, que tenía raíces británicas, el Duesenberg es un auto cien por ciento estadounidense. Fue construido durante una época particularmente difícil para la empresa, ya que por ese entonces, Estados Unidos se encontraba hundido en la Gran Depresión, amén de que el futuro de la marca era incierto, debido a la prematura muerte de uno de sus cofundadores, Fred Duesenberg, acaecida poco tiempo antes.

Cuenta la historia que en aquel tiempo, la compañía era dirigida por Erret Cord, quien apuraba a los trabajadores en la fabricación de dos Duesenbergs especiales que estaban destinados para Gary Cooper y Clark Gable, las celebridades más famosas de la época.

Duesemberg Ssj De 1935 Subasta 7

La idea de Cord era que siendo propiedad de los actores, la marca obtendría una invaluable publicidad gratuita, algo que requería urgentemente para salir del pozo en el que se encontraba. Ambos vehículos fueron construidos sobre la base corta de un Duesenberg J, y además, fueron equipados con uno de los motores más potentes de la época, nada menos que un 7.0 litros sobrealimentado V8 que entregaba 400 caballos de fuerza.

El modelo subastado el pasado fin de semana fue el que perteneció a Gary Cooper y está marcado con el número de chasis 2594. En su tiempo, el histrión pagó por el coche 5,000 dólares, una ganga considerando que los Duesenberg J regulares se vendían por el triple de la cantidad.

Duesemberg Ssj De 1935 Subasta 8

No se sabe a ciencia cierta cuánto tiempo duró el auto en manos de Cooper, aunque hay fotos tomadas en Los Ángeles a fines de la década de 1930.

Posteriormente el auto pasó por varios propietarios antes de terminar en manos del coleccionista D. Cameron Peck, quien ya poseía el Duesemberg SSJ que había pertenecido a Clark Gable. Peck compró el automóvil y en 1949 se lo vendió al deportista, quien lo conservó durante muchos años hasta que finalmente en 1986 el Duesemberg fue vendido a Miles C. Collier, quien el pasado fin de semana se deshizo del vehículo, que terminó en manos de un acaudalado coleccionista de autos clásicos a quien no le dolió el codo para desembolsar el equivalente a 419 millones 100 mil pesos, al tipo de cambio actual.

En Motorpasión México | Dolorpasión™: es que salgas del hotel y descubras que tu Mercedes-Benz Gullwing de 36 millones, se esfumó

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios