Publicidad

Chrysler Imperial 2006 Concept: lo que pudo haber sido el Rolls-Royce estadounidense moderno a un mejor precio
Industria

Chrysler Imperial 2006 Concept: lo que pudo haber sido el Rolls-Royce estadounidense moderno a un mejor precio

En Chrysler hay muchos nombres con historia y logros de sobra, especialmente en las épocas anteriores a los años 60 donde sus productos de lujo se enfrentaban cara a cara con lo mejor de Cadillac y Lincoln. Por ello en 2006 Chrysler quiso revivir un poco de esa historia al presentar al Chrysler Imperial Concept, un buque insignia que quería dar la apariencia de un Rolls-Royce o Bentley, pero a un precio mucho más realista.

Lujo estadounidense a la antigua

Chrysler Imperial Concept 2006 1600 03

El Chrysler Imperial Concept 2006 se presentó en el Auto Show de Detroit de 2006 y se trataba de un vehículo basado en la plataforma del famoso Chrysler 300C. En este caso el Imperial Concept era un vehículo considerablemente más grande en todo aspecto con medidas de 5.4 metros de largo, 1.9 metros de ancho y 1.6 metros de alto. Hablamos de que era tan alto como un SUV Compacto de nuestros días.

Chrysler Imperial Concept 2006 1600 04

Su diseño era bastante cuadrado y gracias al gran uso de cromo y algunas formas en su silueta no podíamos evitar pensar en alguna de las marcas más lujosas de Reino Unido al verlo. Principalmente pensar en Rolls-Royce o en algunos Bentley de antaño. Y es que al final del día lo que buscaba Chrysler era imponer y rendir homenaje también a esos diseños que derrochaban presencia y prestigio en sus modelos antiguos.

Chrysler Imperial Concept 2006 1600 0f

Chrysler no tardó en comentar que para desarrollar este concepto tomaron algunos de los detalles más característicos de varios modelos antiguos del Imperial, especialmente de los que reinaron las calles entre 1930 y 1950. Todo eso mezclado con ciertos elementos futuristas como los faros y calaveras LED, que para 2006, aún eran una novedad reservada para las puntas de lanza de marcas de lujo en esos días.

Chrysler Imperial Concept 2006 1600 02

El Imperial Concept se presentó con una carrocería de color café y unos rines gigantescos de 22", algo que vemos actualmente, pero sólo en algunos SUV medianos o full size. Había una gran presencia de elementos cromados como buen vehículo estadounidense, pero también una silueta simple y elegante.

Minimalista y futurista

Chrysler Imperial Concept 2006 1600 05

Su interior tampoco era algo común, pues Chrysler se esforzó en crear un diseño algo minimalista con toques futuristas, por ejemplo a comparación de modelos de la época, este Imperial limitada el número de botones en el interior, usaba mezclas de materiales lujosos como la madera y la piel, con otros de aspecto metálico para contrastar. Incluso se atrevieron a experimentar con iluminación ambiental.

Chrysler Imperial Concept 2006 1600 0a

Si bien es un vehículo con el lujo como prioridad, la marca aseguraba que también sería un auto para conductores, es decir, que el dueño podría disfrutar también de conducirlo y no solamente de ser llevado en él en la parte trasera. Gracias a esto último, es que también hay poca presencia de botones al frente, para evitar distraer al conductor.

Chrysler Imperial Concept 2006 1600 08

La parte trasera estaba reservada solamente para dos personas y podía contar con asientos reclinables, pantallas en la parte trasera de los asientos delanteros y varias otras opciones de comodidad, en caso de quererlo usar como un vehículo para simplemente ser llevado por nuestro chofer.

Un gran V8 para impulsarlo

Chrysler Imperial Concept 2006 1600 0d

Hablando de mecánica, el Chrysler Imperial Concept 2006 era completamente funcional, pues al usar la plataforma del Chrysler 300C no habría hecho falta mucho para poderlo terminar de adaptar y producir. Ademas contaba con un motor HEMI aspirado V8 de 5.7 litros capaz de producir 340 hp y 390 lb-pie de par, se acoplaba a una caja automática de 5 cambios que llevaba el poder solamente al eje trasero.

Chrysler Imperial Concept 2006 1600 10

La idea no era mala, pues aún en 2006 los sedanes seguían siendo algo populares, a pesar de que los SUV comenzaban a ganar terreno rápidamente. Desafortunadamente para el momento de su desarrollo la relación entre Daimler y Chrysler no se encontraba en su mejor momento, por lo que no era especialmente alentador tomar un riesgo en producir un modelo de estas características.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio