Compartir
Publicidad
En 2040 tu auto no será tuyo ni será auto: será un SUV eléctrico compartido
Industria

En 2040 tu auto no será tuyo ni será auto: será un SUV eléctrico compartido

Publicidad
Publicidad

Hay dos tendencias muy fuertes en la industria automotriz: la fiebre por los SUV y el auge de los vehículos eléctricos. No existe fabricante de autos que no esté invirtiendo en ambos desarrollos. La demanda del mercado los ha orillado a buscar nuevos segmentos e incluso combinarlos. De hecho, un estudio realizado por Bloomberg sugiere que en 2040 todos nos moveremos en vehículos eléctricos con carrocería de SUV.

El estudio se titula Bloomberg New Energy Finance (BNEF) y se enfoca en identificar materias primas o sectores energéticos en los que convendrá invertir en los próximos años. A lo largo de la publicación se trata el tema del coche eléctrico y se exponen cifras interesantes, como que para 2025 se venderán 11 millones de vehículos eléctricos —contra los modestos 1.1 millones que se vendieron en 2017— y que para 2030 este tipo de propulsores serán más baratos que los de combustión interna.

Audi E Tron Concept

Bloomberg sugiere que para dentro de 20 años, en 2040, en el mundo estarán circulando alrededor de 559 millones de coches eléctricos y que para entonces, todos serán SUV, afirmación que no suena descabellada si miramos la decisión de Ford de eliminar sus sedanes en Estados Unidos y la tendencia de los fabricantes a lanzar modelos eléctricos en formato SUV, como el Jaguar i-Pace, el BMW iX3, el Tesla Model X o el venidero Audi e-tron.

Nissan Leaf Car Sharing

Otra tendencia que ya comienza a cobrar fuerza en algunas ciudades europeas y que inevitablemente se contagiará al resto del mundo es la del coche compartido. La industria ha comenzado a dejar atrás el concepto de "poseer" en favor del de "utilizar". Ya no compramos películas, las consumimos en Netflix; ya no compramos música, la alquilamos en Spotify. Lo mismo sucederá con el auto.

Smart Electric Drive

De manera similar al funcionamiento del sistema Ecobici en Ciudad de México, en algunos países ha comenzado a ofrecerse una red de coches compartidos. En el futuro tu coche en realidad ya no será tuyo; pagarás una mensualidad —como lo haces hoy con Netflix o Spotify— para acceder al servicio de un vehículo. Tu "llave" será una tarjeta o tu smartphone y tu "auto" en realidad será de alquiler.

El camino por recorrer todavía es largo. Falta desarrollar infraestructura, definir legislación de coche compartido —y, evidentemente, autónomo— y cambiar el modelo de negocio de los fabricantes. Si la tendencia invita a no poseer un auto, las mismas marcas deberán ofrecer programas de coche compartido con sus modelos, de manera similar a como ya lo ha planteado Porsche.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio