Compartir
Publicidad
Publicidad
Hyundai i30 N, los coreanos entran al mundo del 'high-performance' por la puerta grande
Hyundai

Hyundai i30 N, los coreanos entran al mundo del 'high-performance' por la puerta grande

Publicidad
Publicidad

Tarde, pero con una propuesta sólida, Hyundai entra al segmento de los hatchback deportivos. El i30 N, desarrollado a partir del know-how de la firma coreana en el WRC, es un hot-hatch fuertemente comprometido con las altas prestaciones, no sólo gracias a un motor potente, sino a una serie de ajustes en chasís y electrónica y una apariencia que deja bien claras sus intenciones.

No recurre a líneas exageradas, pero sí a accesorios deportivos que van más allá de lo estético. Alerón, splitter y faldones tienen la intención de mejorar la carga aerodinámica a altas velocidades, mientras que las tomas de aire aseguran una mejor ventilación para el turbo. El conjunto es aderezado con unos rines de 18 pulgadas, con opción a unos de 19.

El Hyundai i30 N es entre 4 y 8 mm más bajo que la versión convencional, según los rines que equipe.
Hyundai I30 N 10

El i30 N es un hot-hatch con mucha prisa

El i30 N abre el apetito con un motor turbo de 2.0 litros, de 250 hp y 260 lb-pie de par. La función overboost puede incrementar un 8% el torque y mejorar entre un 6% y un 7% los tiempos de aceleración. Hyundai hace énfasis en la linealidad de su motor gracias a la pronta respuesta del turbo. Existe un paquete Performance que aumenta la potencia a 275 hp. De esta manera, con el paquete de serie, el i30 N va de 0 a 100 km/h en 6.4 segundos; con el Performance Package reduce el tiempo 0.3 segundos.

Con el Performance Package, el i30 N va de 0 a 100 km/h en cosa de 6.1 segundos.

A diferencia de otros modelos del segmento, el Hyundai i30 N mantiene su apuesta por la tracción delantera. Para conservar niveles adecuados de tracción y manejar toda la potencia en dos llantas, recurre a un diferencial electrónico de deslizamiento limitado, que según Hyundai, mejora la velocidad máxima en curvas un 5%.

Hyundai I30 N 18

Nürburgring tuvo mucho que ver en el proceso de desarrollo. El i30 N rodó 10,000 km en el circuito alemán para poner a punto su comportamiento y durabilidad. Hyundai promete una dirección muy directa y de alta precisión, así como un esquema de suspensión lo suficientemente versátil para ofrecer un elevado nivel de rigidez en escenarios deportivos y el confort suficiente en entornos urbanos, gracias al ajuste electrónico de amortiguación.

Hay cinco modos de conducción a elegir: Eco, Normal, Sport, N y N Custom, seleccionables a través de dos botones en el volante. A través de ellos se modifica el tacto de la dirección, la dureza de la amortiguación, el funcionamiento de la transmisión, la respuesta del acelerador e incluso el sonido del escape, que se cuela a la cabina a través de las bocinas. Para verdaderos conocedores de la conducción en circuitos, el i30 N cuenta con un sistema de control de estabilidad que se puede desconectar por completo.

Cuenta con diferencial electrónico de deslizamiento limitado para mejorar su comportamiento en curvas. El ESC se puede desconectar por completo.
Hyundai I30 N 15

Pronto estará a la venta en Europa, pero no lo veremos en México

Al momento de su lanzamiento, Albert Biermann, Vicepresidente ejecutivo de la división de vehículos deportivos de Hyundai, menciona que "con los modelos N aumentarán el atractivo de la marca con productos emocionales que cumplan con las necesidades de la gente a la que le encanta sonreír cuando conducen su auto en una carretera de curvas y escuchar el ruido del motor". Los pilares de desarrollo del i30 N son velocidad en curva, capacidad en circuito y uso diario.

Se fabricará en República Checa. Sus rivales son de la talla del Honda Civic Type R y el SEAT León Cupra.

La producción comenzará dentro de muy poco en las instalaciones de Hyundai en República Checa. Las ventas darán inicio a finales de este mismo año en Europa. Es poco probable que lo veamos por nuestras calles; la propuesta de Hyundai parece tener el foco bien puesto en el Viejo Continente y, a menos que se cuele con el nombre de Elantra a la oferta estadounidense, las oportunidades de verlo en México son muy pocas.

Al llegar al mercado, el Hyundai i30 N deberá competir contra modelos de larga trayectoria, como el Volkswagen Golf R, el SEAT León Cupra, el Honda Civic Type R, el Ford Focus RS y el Renault Mégane R.S., próximo a presentarse.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos