Compartir
Publicidad
¡Son más de 6,000! Exploramos el alucinante universo de un coleccionista de autos a escala
Cine, TV y juegos

¡Son más de 6,000! Exploramos el alucinante universo de un coleccionista de autos a escala

Publicidad
Publicidad

Todos los que leen regularmente Motorpasión México, y aún aquellos que no (muy mal hecho), alguna vez en su vida han coleccionado algo. Conchitas de mar traídas de múltiples viajes vacacionales, campanas, elefantitos o ranas de todos colores, sabores y tamaños, como los que hay en casa de tu tía, y mil cosas más.

No es un secreto que los amantes de los autos tendemos a coleccionar cosas relacionadas con nuestra pasión: placas, tazas con emblemas de marcas, gorras, playeras y un larguísimo etcétera.

En el vasto mundo del coleccionismo para los fans de las cuatro o las dos ruedas hay algo que es muy solicitado: los autos a escala. Y en este ambiente hay un mundo aparte, un completo universo que reúne a los coleccionistas de los modelos Hot Wheels. Esa misma marca especializada en vehículos miniatura que fue introducida por Mattel en el año de 1968.

Hot Wheels Coleccion 15

Hablar de Hot Wheels en México es hablar de una enorme comunidad que reúne no sólo a coleccionistas, sino a vendedores, revendedores, restauradores, buscadores de tesoros e incluso organizadores de eventos. Si nunca has estado inmerso en este mundo, te recomendamos echarle un ojo a los reportajes que hemos publicado de los Salones Hot Wheels que se han llevado a cabo en CDMX.

Para dimensionar los alcances de quienes viven esta pasión, platicamos con Gabriel Vázquez, un coleccionista que vive, respira y suspira los autos de Hot Wheels... y algunas marcas más.

Una alucinante colección de 10 años y más de 6,000 piezas

Lo primero que llama la atención al ingresar a la habitación de Gabriel es observar las cuatro paredes, parte del piso e incluso la cama individual cubiertas de autos a escala. “Llevo más de diez años coleccionando autos Hot Wheels y a la fecha cuento con seis mil ejemplares”, afirma orgulloso.

“¿Y los seis mil están exhibidos aquí?”, preguntamos con cierta incredulidad. “No”, puntualiza categórico. “Muchos están guardados en las cajas que observan ahí y ahí. Además de otros tantos que están en otras cajas en otra parte de mi casa”. Ah, porque la habitación completa está dedicada, cual museo, a resguardar sus valiosas piezas.

Hot Wheels Coleccion 2p

“Seis mil autos”. La frase aún no termina de acomodarse cómodamente en nuestro cerebro, cuando otra interrogante sale a flote: “Oye, ¿y todos son Hot Wheels”.

“No”, responde Gabriel. “Tengo de autos de otras marcas y escalas. De hecho, durante un tiempo coleccioné modelos escala 1:18, algunos de los cuales se encuentran en esa repisa". Volteamos la mirada y ubicamos los mencionados autos escala 1:18, algunos de la célebre marca Burago, otros más de Maisto e incluso un par de cajas de albergan dos modelos low rider de la famosa colección Homies.

"La colección crece y crece. Gabriel podría asegurar que cada semana compra entre diez y quince autos. ¡Casi uno diario!".

Mientras nos habla, no podemos dejar de admirar dos Mustang, un fastback y una reproducción del Pace Car de 1964 en versión convertible. Una anhelada pieza fabricada por Revell.

"Y bueno, ¿por qué empezaste a coleccionar autos a escala?", preguntamos. Nos responde que, básicamente, porque desde niño le han gustado los autos. Sus papás le regalaban uno que otro, pero de pronto, cuando tuvo la posibilidad, compro uno y con eso bastó... para no detenerse.

Cuando la curiosidad nos hizo preguntarle cuánto dinero tiene invertido en autos a escala, nos respondió "hace algún tiempo estuve sacando cuentas y calculé que sólo de Hot Wheels tengo más de 100,000 pesos invertidos, considerando al precio en que están actualmente. Si sumamos los modelos de las otras marcas y escalas, probablemente estemos hablando de más de 200,000 pesos.

Hot Wheels Coleccion 7p

Las piezas más valiosas de Gabriel

Aprovechamos esos momentos para asimilar la cantidad de dinero y echamos una rápida mirada a los modelos acomodados cuidadosamente sobre el lecho. Muy pronto descubrimos una reproducción de la camioneta “truckster” que apareció en la película “Vacaciones”, estelerizada por Chevy Chase y Beverly D´Angelo, con lo que surge la duda:

— ¿Cuáles son sus modelos más valiosos?
— Los de escala 1:18, porque hay algunos que ya no se encuentran en tiendas, sólo con coleccionistas. Además de los que me han regalado mis papás o mis hermanos.

— Vemos que tienes algunos modelos repetidos, ¿por qué?
— Porque me gustó el auto, o bien, porque ese mismo modelo llega a salir a la venta en varios colores y pues la idea es tenerlos todos.

Hot Wheels Coleccion 9

— Cuando deseas un modelo en particular ¿dónde lo adquieres?
Depende. Si se trata de un modelo nuevo, regularmente acudo a los catálogos. Cuando el vehículo ya es antiguo, entonces visito las convenciones o los bazares que hay en la ciudad, como el del metro Balderas, donde compro o cambio autos”.

— ¿Y en esas permutas es uno por uno?
No, también depende mucho del carro. Si se trata de un vehículo difícil de encontrar, entonces vienen las negociaciones. Dando y dando o bien cuatro autos por uno, etc.

— ¿Cuáles son tus favoritos de la colección?
— Definitivamemte los de Los Cazafantasmas, es por eso que tengo varios modelos, incluso repetidos. También me gustan mucho los de “Rápidos y Furiosos” y los Batman. De hecho hay un modelo que no he podido encontrar, porque es muy escaso: El General Lee”.

Hot Wheels Coleccion 4p Uno de los modelos más valiosos de la colección de Gabriel, cuenta con llantas de goma.

— Hay una creencia muy arraigada en el sentido de que un auto pierde su valor en cuanto lo sacas del blíster. ¿Qué hay de cierto en ello?
— “Es muy cierto. Si el auto se conserva en su empaque original y el cartón se conserva en buen estado, puede llegar a costar mucho dinero con el paso de los años. Por ejemplo, hay autos de edición especial con llantas de goma. Normalmente esos vehículos pueden llegar a costar hasta 400 pesos si se trata de una edición antigua, empacada y con llantas de goma. Un auto de este tipo, sin el empaque, debe rondar entre 100 y 150 pesos, entre los coleccionistas”.

— ¿Te consideras uno de los mayores coleccionistas de México?
“No, he visto en internet que hay personas que tienen muchos más que yo. Aunque sí podría considerarme uno de los mayores”.

Finalmente, para concluir nuestra charla, le preguntamos si piensa seguir coleccionando autos. "¡Definitivamente sí!", nos responde Gabriel, orgulloso. "Seguiré comprando autos por muchos años más".

En Motorpasión México | La restauración no es solo cosa de coches de tamaño real, también aplica en Hot Wheels

Temas
Publicidad

También te puede gustar

Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos