Compartir
Publicidad
Publicidad
Manejamos el nuevo Audi A5, la segunda generación del virtuoso coupé de Ingolstadt
Audi

Manejamos el nuevo Audi A5, la segunda generación del virtuoso coupé de Ingolstadt

Publicidad
Publicidad

Ya está en México el Audi A5 2018, la nueva generación del coupé y del sportback que vieron la luz por primera vez en el año 2007 bajo la pluma del diseñador Walter Da Silva, quien comentó en más de una ocasión que era el auto más bonito que jamás había diseñado. Muchos coincidieron con él y la primera generación de Audi A5 ha sido de los autos más galardonados de la marca.

Para este año, el A5 llega con un diseño más fuerte, donde las líneas son marcadas y las formas sólidas. El frente destaca por la parrilla que centra y baja la mirada del auto que por cierto esa “mirada” cobra vida gracias al sistema de iluminación diurna LED característica ya de la marca.

La versión Sportback del A5 2018 me parece la más afortunada en términos generales. El diseño es armónico y la caída del cristal trasero llena de personalidad a todo el auto, remata con calaveras de iluminación LED y una tercera luz de freno que abarca todo el ancho del medallón de cristal trasero en la parte superior. Imposible no verlo.

P 20170509 081818 Vhdr

Dentro del A5 el lujo es frío y sofisticado

El interior hace gala de lo mejor de Audi: materiales acolchonados, ensamble perfecto, una sensación de lujo sofisticado, aunque tal vez demasiado frío para algunos. Afortunadamente puedes personalizarlo y ver cómo la cuenta final aumenta. Gracias al sistema Audi Virtual Cockpit puedes tener toda la información de lo que sucede dentro del A5 2018 mediante una pantalla de 12.3 pulgadas en el cuadro de instrumentos que reemplaza a los relojes tradicionales y que es configurable.

El espacio es suficiente para cuatro adultos con todo y maletas, de hecho, fueron justo los que viajamos en el trayecto de Guadalajara a Barra de Navidad y no hubo queja. El sistema de aire acondicionado automático funciona perfectamente, la música alegra el ambiente y permite que los cuatro pasajeros disfruten viajes largos.

La posición de manejo y de todas las plazas en general es baja, nos recuerda que estamos en un auto de concepción deportiva y te da la sensación de golpear los bajos en el más mínimo tope, algo que no sucede si eres cuidadoso, pero cualquier exceso de confianza resulta en un golpe seguro.

Mao 170423 4172

El Audi A5 se mueve como si fuera sobre rieles. Yendo rápido no hay nerviosismo ni sensación de falta de control.

Al volante de la versión con motor cuatro cilindros 2.0 litros con 252 caballos de potencia y caja de velocidades S Tronic doble embrague de 7 cambios tenemos la sensación de estar ante un auto que tendrá un comportamiento apenas suficiente, sin embargo, al acelerar por primera vez nos damos cuenta de que Audi ha hecho un gran trabajo en el ajuste de la caja y del motor que nos dice que estamos equivocados, que estamos ante un auto sumamente deportivo y competente, tomamos autopista y lo comprobamo. El motor entrega la potencia en cuanto lo pides y el turbo lag a pesar de estar presente es mucho menos perceptible que en otros modelos de la marca que también utilizan motores turbo.

El velocímetro devora las decenas de kilómetros por hora. No hay reclamos por parte del motor, al contrario, parece ir de lo más tranquilo mientras va ganando velocidad con muy buen ritmo. El ajuste de la suspensión y dirección nos transmite la sensación de ir en un auto que parece que esta adherido al asfalto; no hay nerviosismo ni sensación de falta de control, aun cuando pasamos baches y vados que hacen “brincar” la carrocería.

A5 7

Llega el momento de las primeras curvas y A5 2018 hace gala del sistema de tracción quattro. Tener tracción a las cuatro ruedas hace que tomar las curvas solo sea cosa de apuntar el volante a dónde queremos ir y el resto llega por si solo, aunque claro, no hay que subestimar la física. Tomar curvas a altas velocidades es una tarea que el A5 2018 hace sin titubear.

Poder realizar los cambios a través de las palancas ubicadas detrás del volante me permitió mantener el ritmo a dos Audi S5 con 102 caballos de potencia más y a un S3 con 38 caballos extra y unos muchos kilos de peso menos con mucha facilidad. Eso sí, el consumo de gasolina se dispara, pero la caja y el motor están en perfecta comunicación.

Subir y bajar velocidades con las palancas detrás del volante te hacen sentir en un videojuego por la rapidez que funcionan.

Hasta ahora todo está bien, sin embargo, no podemos dejar de lado algunos faltantes que notamos, por ejemplo, no hay agarraderas en la parte superior para los pasajeros, tampoco hay cámara de reversa y menos frontal, algo que me parece debería venir de serie para proteger nuestro A5 2018 al momento de estacionarnos, afortunadamente hay cosas como Android Auto y Apple CarPlay y apertura electrónica del portón de la cajuela.

Ficha técnica Audi A5 Sportback

Versión probada

Sportback S Line

Motor

4 cilindros

Suspensión delantera

N.D.

Cilindrada

2.0 TFSI

Suspensión trasera

N.D.

Potencia máxima (hp@rpm)

252 @ 5,000-6,000 rpm

Longitud

4,733 mm

Par máximo (lb-pie @ rpm)

370 lb-pie @ 1,600-4,500 rpm

Cajuela

480 litros

Transmisión

S Tronic 7 vels.

Consumo urbano

N.D.

Tracción

Integral quattro

Consumo en carretera

N.D.

Frenos

Disco/Disco

Capacidad del tanque

58 litros

Peso

1,610 kg

Emisiones CO2 combinado

157 (gCO2/km)

Aceleración 0-100 km/h

6.0 segundos

Precio

$874,900

Fotografía | Alonso Maldonado y archivo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos