Compartir
Publicidad
Audi A4 Avant G-Tron, cero emisiones a pesar de usar combustible
Audi

Audi A4 Avant G-Tron, cero emisiones a pesar de usar combustible

Publicidad
Publicidad

El A4 Avant G-tron es el segundo modelo de la marca que puede utilizar gas natural como combustible, siendo así otra propuesta de Audi para la movilidad sostenible del futuro, que está de moda.

Siguiendo al A3 Sportback G-Tron, el A4 cuenta con un motor basado en el nuevo 2.0 TFSI que produce 170 hp y un par máximo de 270 Nm que está disponible en torno a las 1650 rpm. Los pistones y las válvulas han sido especialmente modificados para funcionar con gas natural comprimido y permitir un óptimo índice de compresión.

El funcionamiento del bloque no parece tan complicado. Éste cuenta con un controlador electrónico que reduce la presión de más de 200 bares del gas procedente del depósito hasta alcanzar una presión de trabajo en el motor de 5 a 10 bares.

La presión es regulada conforme a los requerimientos del motor, ya sea para mejor desempeño o para ahorrar combustible. Baja presión para una conducción eficiente a bajos rangos de velocidad, y presiones más altas para obtener mayor potencia y par.

El Audi A4 Avant g-tron consume menos de cuatro kilogramos de CNG (gas natural comprimido) cada 100 kilómetros lo cual con su capacidad de 19 kg de gas se traduce en 500 km de rendimiento por tanque. Las emisiones de CO2 son inferiores a los 100 gramos por kilómetro.

Un híbrido diferente

Cuando el contenido de gas en el depósito cae por debajo de 0,6 kilos, la unidad de control cambia al funcionamiento en modo gasolina. El A4 Avant G-tron es capaz de recorrer una distancia adicional de 450 kilómetros en este modo, dándole al auto una autonomía total similar a la de un auto con motor Diesel.

Audi A4 Avant G-Tron
El Audi A4 Avant G-Tron funciona tanto con gasolina como con gas natural o e-gas creado por Audi

Varias modificaciones se han llevado a cabo en el auto para poder alojar los tanques de gas y gasolina, así como para el funcionamiento del auto y la seguridad de éste. Estos van desde el cambio de la ubicación de la batería, hasta el remover la llanta de repuesto. Los tanques de gas cuentan con varias capas de acero, plástico reforzado en fibra de carbono, y otros materiales que los vuelven 56 % más ligeros que tanques similares hechos de acero.

Cero emisiones

Si se utiliza el Audi e-gas producido en Alemania como combustible, el A4 Avant g-tron es un vehículo que funciona libre de emisiones de CO2. El e-gas es metano sintético que se obtiene a partir de agua y CO2 con la ayuda de electricidad sostenible en plantas “power-to-gas”.

En Alemania, el conductor puede cargar combustible utilizando la tarjeta Audi e-gas, la cual sirve como un medio de pago y al mismo tiempo como instrumento para equilibrar las emisiones. A partir de la información transferida durante el pago, Audi alimenta la red alemana de gas natural con la cantidad equivalente a la carga de gas repostada por el cliente. De este modo, Audi logra una movilidad completamente neutra de emisiones CO2 ya que ni el auto ni la su carga producen este residuo.

En Motorpasión México | ¿Por qué envidiar a los pilotos del DTM si podemos conducir el Audi A5 DTM Selection?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio