Compartir
Publicidad
Si queremos coches más seguros, la transmisión manual debe morir
Tecnología

Si queremos coches más seguros, la transmisión manual debe morir

Publicidad
Publicidad

A lo largo de los últimos años hemos visto cómo lentamente desaparecen las transmisiones manuales del catálogo de muchos modelos. A la par hemos presenciado el incremento de tecnologías de conducción autónoma, desde los niveles más básicos de frenado automático de emergencia, hasta sofisticados sistemas de seguimiento de carril.

Los objetivos de los que habla cada fabricante sobre la conducción autónoma son muy variados. Algunos apuntan hacia la accesibilidad, para que personas que no saben o no pueden conducir sean capaces de utilizar un auto; otros, en cambio, señalan a la productividad al convertir el transporte autónomo en tiempo para adelantar trabajo o simplemente relajarse. De lo que todos hablan es de la seguridad.

Subaru Brz

De acuerdo con la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA), 94% de los accidentes fuertes son a causa de un error humano. ¿La solución? Permitir que el humano tome menos decisiones al volante y, por tanto, erradicar la transmisión manual de la oferta de cualquier vehículo autónomo.

Marcas como Subaru ya hablan de la incompatibilidad de este tipo de transmisiones con sus asistencias de conducción actuales. La firma japonesa persigue la meta de fabricar los coches más seguros del mundo. Durante el Auto Show de Ginebra, nuestros colegas de Auto Express hablaron al respecto con Chris Graham, Director General de Subaru en Reino Unido, quien mencionó que no existen rumores que la transmisión manual vaya a continuar o que Eyesight —su arsenal de asistencias de manejo— vaya a ser ofrecido con este tipo de cajas.

Porsche Mission E

"Mi intuición me dice que de momento y a largo plazo, el sistema Eyesight irá con transmisión Lineartronic. Perseguimos la meta del coche más seguro del mundo; si ofrecemos un modelo manual sin Eyesight estaríamos arruinando el mensaje", aseguró.

Marcas más entusiastas y enfocadas por completo al placer de conducir, como Porsche, se atreven a decir que sus vehículos siempre tendrán un volante "y si el coche autónomo se populariza antes de lo previsto, el 911 será el último en sumarse a esa tendencia", pero no se especifica si seguirá habiendo opción a una transmisión manual dentro de una década.

Las cajas automáticas han avanzado mucho en los últimos años. No transmiten la misma sensación de control ni el purismo propio de una caja manual, pero ya son capaces de ahorrar más combustible y de realizar los cambios más rápida y acertadamente.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos