Compartir
Publicidad

Así de desastrosa ha sido la prueba de choque del Renault Kwid en la India

Así de desastrosa ha sido la prueba de choque del Renault Kwid en la India
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como sabes, Global NCAP es el responsable de realizar pruebas de choque a los autos en la India. Aunque los estándares no son tan rigurosos como los de EuroNCAP en el Viejo Continente, en la mayoría de los casos los resultados siguen siendo poco alentadores. De los últimos modelos evaluados, ninguno aprobó... ni siquiera recibieron estrellas.

Los autos fueron el Renault Kwid, el Suzuki Maruti Celerio, Hyundai Eon, Suzuki Maruti Eeco y Mahindra Scorpio, todos ellos desarrollados recientemente en el mercado indio y a la venta sólo en esa región.

La historia es la misma de siempre: autos de estructuras débiles que, además, carecen de bolsas de aire, lo que desemboca en un desempeño pobre en materia de protección a los ocupantes. De todos ellos, destaca el Renault Kwid, no por haberlo hecho mejor que el resto, sino porque la prueba se le realizó tres veces —sí, en las tres obtuvo cero estrellas—.

Renault Kwid En la India, el Renault Kwid ocupa un lugar similar al Stepway en México: por debajo del Duster.

Tras los pobres resultados, Renault prometió reforzar la estructura del Kwid. Así lo hizo, pero sólo de un lado.

En la primera, la estructura del auto colapsó. Cuando Global NCAP contactó a Renault, prometieron reforzarla y, además, incluir un modelo extra con una bolsa de aire. Cuando se realizó la segunda prueba a estos dos modelos, Global NCAP notó que los refuerzos sólo se habían realizado del lado del conductor —y seguían siendo pobres— y que, además, la bolsa de aire no resultaba efectiva.

Según Renault, mejorarán la estructura para futuras pruebas. De cualquier manera, la marca ya ha producido cerca de 50,000 unidades con estas deficientes características de seguridad. El modelo reforzado, que inicio su producción apenas el 9 de mayo, será evaluado por Global NCAP más adelante.

En cuanto al resto de los vehículos evaluados, la débil protección para niños y la imposibilidad de contar con airbags —en algunos casos, ni como opción— llevó a estos preocupantes resultados.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio