Publicidad

Lincoln MKZ, prueba (parte 1)

Lincoln MKZ, prueba (parte 1)
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hasta hace pocos años, hablar de autos Lincoln era hablar de los mismos automóviles de la marca Ford pero con un poco más de lujo y algunos detalles exteriores que los diferenciaban, como ejemplo tenemos, o teníamos, a la Lincoln Aviator que, mecánica y estéticamente era igual a la Ford Explorer pero el precio entre ambas SUVs era diferente.

Actualmente esa situación ya no es así, ahora los autos de la marca Lincoln cuentan con identidad propia, calidad de un auto superior, tecnología de punta y diseños vanguardistas tal y como lo muestra el Lincoln MKZ, sedán mediano de la marca americana que tuvimos a prueba y nos permitió conocerlo a fondo.

Lincoln MKZ: Mostrando elegancia a su paso

Al llegar y mirar por primera el MKZ que sería nuestro por una semana completa, lo primero que pensamos fue que deberíamos contar con un outfit acorde con la elegancia exterior que presume el auto y que deberíamos vestir ropa acorde a lo que expresa un Lincoln. Y así fue, dos o tres prendas elegantes y listo, estábamos elegantemente sincronizados con nuestro auto.

Por fuera, el color negro de este Lincoln hace resaltar aún más los elegantes detalles cromados que invaden su carrocería que cuenta con una silueta moderna haciéndolo parecer un auto más grande de lo que en realidad es.

Esta modernidad y elegancia se percibe en la parte frontal, desde el cofre que presume unos bordes que le otorgan dinamismo, hasta su parrilla cromada con forma de alas y unos faros, equipados con luces de xenón, que se encuentran perfectamente acoplados a ella continuando su geometría.

Lincoln MKZ
Elegante parte frontal con una parrilla en forma de alas y detalles en cromo que realzan en el color negro de su carrocería.

La silueta es percibida más grande de lo que el auto realmente es debido a la caída del ancho poste D que lo hace más atrás de lo que estamos acostumbrados a ver, regalando una estampa de auto de segmento mayor; las ventanas se encuentran enmarcadas con detalles cromados que hacen juego con los rines de 19" igualmente en un acabado brillante que se encuentran montados en llantas con medidas 245/40.

La parte trasera de este MKZ no niega su origen americano destacando el diseño de sus calaveras que recorren de lado a lado la parte posterior del auto lo que, en la noche y con las luces LED que equipa, son un atractivo para todo aquel que tenga oportunidad de verlas.

Detalle que no encaja con el exterior vanguardista de este auto es la antena old style situada en la parte posterior izquierda que distrae la mirada y hace pensar que se trata de un auto de aquellas épocas en las que, al encender el motor, la antena receptora del radio se desplegaba.

Lincoln MKZ: Bienvenido a su auto, señor.

Lincoln MKZ
Sencillo y elegante, así es el interior del Lincoln MKZ.

Al abrir la puerta del auto, podemos presumir de no utilizar la llave ni presionar botón alguno ya que el MKZ cuenta con sensor de proximidad lo cual, antes de subir a la cabina, nos da un preámbulo de la tecnología que nos espera en su interior. Ah, casi lo olvidaba, -debido a que casi no se usa- pero el auto también cuenta con la posibilidad de introducirnos a él mediante el tecleo de un código que podremos presionar con unos botones situados en el poste B, solución que, tanto Ford, como Lincoln, aún utilizan en sus autos de gama alta.

Lo primero con lo que debemos contar al entrar al auto es con cada uno de nuestros sentidos muy alertas ya que desde la vista, el tacto y hasta el olfato nos ayudarán a percibir lo que ofrece este sedán en su interior.

Los olores a piel genuina se dejan sentir y podremos observar que los diferentes materiales, desde piel, distintos plásticos, aluminio y madera, en conjunto con las distintas tonalidades ofrecidas que bien pudieran verse muy contrastantes pero en conjunto forma un agradable ambiente interior.

Lincoln MKZ
Rica combinación de materiales engalanan el habitáculo del Lincoln MKZ

Sentir y palpar cada uno de los mandos del auto será reconfortante, botones, palanca, volante, todo va de acuerdo a los estándares de un auto premium menos algunos plásticos colocados en la consola central que pudieran sentirse algo débiles y de una calidad que no está a la altura de los demás materiales encontrados en el habitáculo.

La parte trasera cuenta con un gran espacio para 3 personas que podrán viajar confortablemente y también disfrutarán del sorprendente techo panorámico con el que cuenta el auto. El funcionamiento del mismo y la forma en que se abre puede disfrutarse desde adentro o afuera ya que el cristal, de respetables dimensiones, se recorre hacia la parte trasera del auto y se coloca justo arriba del medallón otorgando una amplitud todavía mayor al interior de todas las plazas del MKZ.

Lincoln MKZ
Un enorme techo panorámico se desliza hacia la parte trasera del auto otorgando una sensación de mayor amplitud al interior.

Encontrar una cómoda posición en los asientos delanteros es cosa sencilla ya que ambos cuentan con ajuste eléctrico de diez posiciones, agregando en el del conductor sistema de memoria así como ajuste del volante en altura y profundidad.

Una vez colocados en la posición correcta de manejo seguimos observando el interior y nos llama la atención el tablero que cuenta solamente con 2 botones (el de las intermitentes y sistema Park Assist) así como los de la palanca de velocidades, sí, lo leyeron bien, cambiar las velocidades de esta transmisión automática se hace mediante botones que encontramos en el tablero situados justo debajo del destinado para encender y apagar el motor.

Lincoln MKZ
Cuesta un poco acostumbrarse a no tener una palanca tradicional y oprimir botones para cambiar las velocidades.

Fuera de ello, los mandos del aire acondicionado y sistema de infoentretenimiento son digitales y brindan una experiencia de gran nivel en conjunto con la pantalla de 8" que equipa el sistema MyLincolnTouch y la segunda generación de la tecnología Sync firmada por Microsoft utilizada en vehículos de la marca.

Con muchas ganas de encender el auto, sentir su andar y presumir su elegancia presionamos el botón de encendido y...

Continuará...
Continúa...

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios