Compartir
Publicidad

Porsche Mission E, la nueva y futura leyenda que controlarás con la mirada

Porsche Mission E, la nueva y futura leyenda que controlarás con la mirada
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Obsérvalo con cuidado, fíjate en cada uno de sus trazos, en sus detalles estéticos y funcionales, vuelve a observarlo una y otra vez y ahora prepárate para lo que leerás acerca del que, al día de hoy, es la interpretación del auto deportivo del futuro según Porsche, marca que, sin duda alguna, es una de las que cuenta con los mejores deportivos de cepa pura de la historia hasta el día de hoy, en el que presenta en el Auto Show de Frankfurt esto que es la antesala de algunos de sus próximos autos.

Su nombre es Porsche Mission E y es un "auto" del que celosamente se había guardado todo tipo de información por el Grupo Volkswagen para sorprender al mundo entero en la Volkswagen Group Night, la ya tradicional presentación nocturna previa al inicio del escaparate de Frankfurt. ¿Listo para conocer lo que podría ser la futura leyenda de la marca de Stuttgart?

El auto eléctrico de tus sueños

Con simples cifras, a ojo cerrado, como se pudiera decir popularmente, este Porsche impresiona. Su carrocería tiene cuatro puertas, aloja a cuatro ocupantes, su potencia es de 600 HP, tiene una aceleración de 0 a 100 km/hr en 3.5 segundo y alcanza los 200 km/hr en menos de 12 segundos, su autonomía es de 500 km con manejo deportivo y las baterías de sus dos motores se cargan de 0 al 80% en tan solo 15 minutos en una toma de 800 voltios. Puedes volver a leerlo, para creerlo.

P15 0788 Rgb A4
La tecnología que mueve a este auto es nada más ni nada menos que la utilizada en las 24 horas de Le Mans lo que quiere decir que no es un "a ver si funciona" sino un "estamos plenamente seguros que funciona". Así son en Alemania, bueno, en Stuttgart, ok, siendo más precisos, en Porsche.

La potencia es transmitida a las cuatro ruedas y dosificada a través del Porsche Torque Vectoring Control para una mejor distribución de la tracción, situación que, en conjunto con el sistema de dirección con el que cuenta cada una de las cuatro ruedas así como el bajo centro de gravedad y el excelente reparto de pesos, hacen que esta obra de la ingeniería marque un tiempo en Nurburgring menor a los 8 minutos.

De la vista no solo nace el amor, también se controla el Porsche Mission E

Mirar el Porsche Mission E ya es toda una experiencia pero eso nos puede decir todo y nada acerca del auto. Cualquier apartado estético y de diseño exterior cumple alguna función aerodinámica pero en conjunto forman un Porsche en toda la extensión de la palabra, uno muy avanzado y futurista pero que, extrañamente no pierde la esencia que caracteriza a cada uno de sus autos.

P15 0789 Rgb A4

El frente luce algunos rasgos que recuerdan al también impresionante 918 Spyder, por su parte, la vista trasera tiene una caída de coupé muy al estilo del 911 pudiendo pensar que la futura generación de este ícono deportivo podrá tener rasgos prestados del Mission E. Mera especulación, igual que llegar a pensar que el siguiente Panamera pudiera contar con aspectos de la silueta lateral que exhibe este auto eléctrico.

El interior es sencillamente futurista pero no tan alejado de la realidad, la simpleza es una de sus principales características pero la tecnología empleada en todos y cada uno de los mandos interiores sí que está algunos niveles por encima de lo que al día de hoy estábamos acostumbrados a ver y es aquí donde empieza lo más sorprendente ya que de la vista, no solo nace el amor como solíamos pensarlo, también se controla el Porsche Mission E.

Porsche Mission E Concept 2015 800x600 Wallpaper 07

Una mirada al futuro

Sí, es un Porsche, sí tiene todas esas cifras de ensueño para un auto eléctrico, sí a todo lo anterior pero las cosas continúan sorprendiendo ya que basta con una mirada para controlar cada uno de los cinco relojes redondos que muestran la información a través de una enorme pantalla de LEDs orgánicos.

Explicando esta innovadora tecnología, el Mission E cuenta con una cámara que, a través de un sistema de seguimiento ocular, detecta cuál de los cinco relojes del cuadro de instrumentos se está observando y así, el conductor puede activar el menú de cada uno de ellos simplemente presionando los botones situados en el volante. Sencillo, miras lo que quieres manipular y con un botón ya lo estás manejando.

P15 0784 Rgb A4

Igualmente, la pantalla y sus relojes tienen la capacidad de reconocer los movimientos y la posición en la que está sentado el conductor, con esto, el cuadro de instrumentos puede moverse hacia cualquier lado con la finalidad de que los relojes siempre están a la vista del conductor.

El pasajero también podrá controlar remotamente algunas aplicaciones de infoentretenimiento a través de gestos que serán reconocibles por el auto, en caso de que no se requiera esta tecnología, la consola central monta una enorme pantalla táctil desde la cual se pueden desplegar menús más detallados y controlar otras funciones del auto.

Por último, la utilización de un smartphone o una tableta electrónica en conjunto con el Porsche Car Connect, harán posible que se puedan cambiar remotamente algunos ajustes del auto y de sus sistemas. Mediante este sistema y el Porsche Connect Portal también es posible mandar una clave digital que permite tanto al propietario como a otras personas previamente autorizadas, acceder al auto.

Más en Motorpasión México | Porsche 911, toda la gama ahora con motores turbo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio