Compartir
Publicidad

¡El tamaño sí importa! ¿Por qué escoger un auto con cajuela amplia?

¡El tamaño sí importa! ¿Por qué escoger un auto con cajuela amplia?
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las cuestiones automotrices son casi como las de cualquier otro ámbito de nuestras vidas, elegir las características en función de lo que se necesita tendrá como consecuencia la satisfacción de la exigencia. Por ello, en el top 5 de las características para elegir el auto ideal está la cajuela. Un punto que, aunque no lo parezca, puede representar un importante diferenciador (sobre todo para las familias).

Al popularizarse los automóviles, los diseños de estos se conceptualizaron en función de las diferentes necesidades de los conductores. Las cajuelas evolucionaron a la par del resto de los vehículos, dejó de ser un baúl en el exterior de los primeros autos para incorporarse de diferentes maneras a los coches con el fin de ofrecer un mayor espacio de carga. Ahora, incluso, hasta cuentan con tecnologías que permiten su apertura de forma remota a través de un botón o un control incorporado a las llaves.

Así que un maletero amplio y bien equipado no sólo resuelve el tema del guardado del valijas, también abona a la seguridad, pues ninguna de éstas tendría que viajar en la cabina. De manera que, al elegir un vehículo es importante que escojas aquel que vaya más con tu estilo de vida -para que te deje meter cuantas cosas quieras transportar-, pues si surge la necesidad de realizar una travesía por carretera, la cajuela sea aquello por lo que menos haya que preocuparse.

DISTRIBUCIÓN DEL ESPACIO

Ba4 Renault Logan

La cuestión va más allá de considerar si caben un par de maletas, se trata de combinar diseño y cálculos matemáticos para distribuir mejor los espacios del auto. La razón de esto es que cada vez es más importante tener amplitud en el, también denominado, baúl.

Los métodos de medición objetivos marcan el volumen disponible en carga con datos calculados en litros; en ese sentido, parte de los procesos de evaluación de dimensiones estandarizadas se basan en las normas DIN e ISO.

¿Qué tan amplia puede ser una cajuela? Bueno, existen vehículos compactos que gracias al buen trabajo de los ingenieros nos ofrecen capacidades de 510 litros, como por ejemplo: Renault Logan, que es una de las más amplias de su segmento. Si se es una persona que viaja constantemente y gusta de espacios bien aprovechados y confort, vehículos como este pueden ser una buena opción.

DE UN BAÚL A UNA CAJUELA INTEGRADA

Como ya mencionamos, la evolución de las cajuela ha recorrido un largo camino y una gran serie de cambios que comenzaron con su integración a la carrocería del vehículo y, más tarde, su ubicación -algunos vehículos la llevaron al frente-, pero también la forma en que se abría este espacio.

En los años 50 se introdujo por primera vez un cerrojo que permitía en un único movimiento abrir y levantar la tapa del baúl del carro. Y de ahí en adelante, se fueron incorporando distintas innovaciones que daban a los conductores mejores experiencia de uso a través de los mecanismos de apertura (cerraduras e, incluso, sistemas de contrapeso) y la disposición de las bisagras de las puertas de la cajuela.

En la actualidad, algunas de recientes capacidades de las cajuelas es que pueden abrirse de forma remota. Primero, la tecnología incorporó en los vehículos mecanismos que permitían jalar una palanca desde la cabina para liberar el pestillo de la cerradura del baúl; ahora, son botones que accionan sistemas electrónicos para producir la misma acción.

Incluso, a las cajuelas se les han añadido luces para poder ver lo que se encuentra al interior, además de sensores que nos permiten saber si el pestillo no cerró adecuadamente. Claro que también, para quienes tienen necesidades específicas fabricantes como Renault han hecho adecuaciones que permiten añadir accesorios, que pueden ir desde mallas para que el equipaje no se mueva, hasta segmentos que dividan el espacio al interior.

¿CONSIDERAS LA FUNCIONALIDAD DE TU CAJUELA?

Cierto es que la primera función de este espacio del auto es justo la de guardar, proteger y transportar el equipaje; sin embargo, existen algunos otros beneficios y posibilidades de uso. Por ejemplo, destinar un área del auto para guardar alguna carga -maletas, la despensa, electrónicos y prendas de vestir, entre otros- permite a los pasajeros viajar de manera segura en caso de alguna maniobra imprevista, pues nada de lo que se traslada golpearía a los pasajeros en cabina.

En el maletero también se pueden instalar los corazones de los sistemas de audio y/o video que harán más ameno cada uno de los viajes. Además, se pueden colocar aditamentos con un botiquín de emergencias y herramientas adicionales a las que vienen con el vehículo al salir de la agencia.

No olvidemos que es en la cajuela donde en la mayoría de los vehículos también se ubica la llanta de refacción, la llave de cruz y el gato; claro que está cubierta por una tapa que permite emplear el resto del espacio como maletero.

ELIGE DE FORMA INTELIGENTE

Por lo anterior, observar con lupa la cajuela al momento de elegir un auto puede generar grandes beneficios. El uso inteligente de este espacio logra que un auto se sienta más grande y cómodo, pero sobre todo otorga un plus en cuestión de seguridad y confort.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos