Compartir
Publicidad

¿Cuándo un SUV deja de ser un concepto y comienza a rodar por las calles?

¿Cuándo un SUV deja de ser un concepto y comienza a rodar por las calles?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La industria automotriz está cambiando. La voz de los usuarios se hace cada vez más presente y los fabricantes están escuchando, ofreciéndoles nuevas opciones y conceptos acorde a sus necesidades y preferencias. Y si hay una categoría de vehículos que nos lo demuestra, es el de los SUVs (Sport Utility Van).

En la actualidad, los SUVs se han consolidado con un significativo crecimiento en compra en México, pues se han adaptado a las necesidades de los usuarios. En la última década, las ventas de vehículos de ésta categoría ha hecho que una de cada cuatro unidades que se venden en México sea un SUV, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Para cristalizarse como una realidad tangible, todos los vehículos -incluidos los SUVs- pasan por un proceso de conceptualización, bocetado y construcción de prototipo (que puede ser físico o digital). Es así cómo miles de automotores han recorrido un proceso que va del papel, hasta su rodar por el asfalto. Algunos cambian mucho desde la idea original, mientras que otros no tanto. De hecho, Blazer 2019 es uno de esos casos cuyas adaptaciones para la etapa de producción fueron mínimas (sólo hace falta ver el Chevrolet FNR-CarryAll Concept para notarlo).

Conceptualizando un vehículo

Ba Blazer 2019 1

El proceso de crear un SUV (y cualquier auto) nace con una idea, misma que es plasmada en papel y que más tarde se transfiere a un soporte digital. De esta manera, se realizan cientos de bocetos que buscan dar identidad al vehículo, a través de sus contornos, dimensiones, superficies e, incluso, colores.

Cuando se elige el concepto que mejor resuelve las necesidades de los conductores, se obtiene un modelo digital 3D en el que más y más detalles son agregados por los diseñadores. De ahí, ocasionalmente se crean modelo de arcilla a escala 1:1 que permiten a los diseñadores e ingenieros comenzar a contemplar las cuestiones de su funcionalidad, estética y aerodinámica: una visión más realista del automotor.

Se piensa en todo y se procede a construir (a esa misma escala) los que serán sus interiores para verificar que sea lo más ergonómico, funcional y estético posible. Así mismo, se hacen pruebas con luces y demás detalles que constituirán el estilo y personalidad del vehículo.

Una vez terminada dicha maquetación, se seleccionan cuidadosamente los materiales y colores que se utilizarían en la construcción final del auto, dando paso a la coordinación del proyecto que desembocará en el prototipo que, eventualmente, se puede convertir en una realidad en rodante.

Hay que seguir las tendencias y escuchar al usuario

Ba Blazer 2019 2

Por supuesto, para que cualquier máquina automotor se convierta en un vehículo que recorra miles de kilómetros con la guía de los conductores, es necesaria en una exhaustiva investigación que delimite las necesidades de las personas y les ofrezca soluciones, además de una experiencia única sobre el camino. En el caso de los SUVs, ¿qué tendencias están sirviendo para consolidar su popularidad?

Espacio para todos

Los SUV ofrecen una capacidad mayor para pasajeros y equipaje. Comodidad y espacio suficiente para colocar una buena cantidad de objetos personales o algo de carga son un requerimiento constante.

De hecho, pensando que ésta es una necesidad a cubrir, desde la conceptualización del vehículo habría que considerarla y, volviendo al ejemplo de Chevrolet FNR-CarryAll Concept, ocurre, pues el resultado en Blazer 2019 es una doble fila de asientos en la parte trasera (cosa que casi ningún SUVs ofrece).

Seguridad

De acuerdo con el Reporte global de tendencias automotrices 2019 de Deloitte, cada vez más personas buscan un aumento en las regulaciones que permitan un incremento de la seguridad dentro de los vehículos.

De manera que se agradece cuando la tecnología ofrece una mejor percepción del exterior y control del entorno; además de los asistentes activos y pasivos para mantener la estabilidad y la tracción del vehículo bajo cualquier circunstancia.

Numerosas bolsas de aire, sistemas de retención en los cinturones, frenos de última tecnología, sistemas de control antivuelco, anti patinado, frenos de parqueo predictivo, asistentes de control de cambio de carril, tráfico cruzado son parte de las características que pueden satisfacer el requerimiento de mayor seguridad de los conductores.

Todo terreno

No siempre buenos caminos para recorrer, así que la capacidad de transitar sobre diferentes tipos de terreno es ideal para quienes gustan de la aventura o que quieran salir un poco del asfalto e ir al campo a descansar.

Desempeño y sensación de deportividad

Cada vez más conductores gustan de la sensación que un motor potente les ofrece al recorrer un camino; pero también agradecen que el consumo de combustible sea eficiente. Por ejemplo, Blazer 2019 cuenta con un motor V6, 3.6L, DOHC, capaz de alcanzar los 308 km/h y con un rendimiento de 11.5 km/L.

Si el motor ya ofrece una experiencia de deportividad gracias a su empuje, el vehículo debiera contar con un look ad hoc que, además, arranque miradas.

Ba Blazer 2019 4

Si un auto concepto es pensado poniendo al conductor y sus necesidades como punto de partida, es mucho más fácil que llegue a rodar por las calles sin demasiadas adaptaciones.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio