Publicidad

Jeep Cherokee Limited, prueba (parte 1)

Jeep Cherokee Limited, prueba (parte 1)
4 comentarios
HOY SE HABLA DE

No la veas tan raro, finalmente al mercado le hacía falta algo así. Hace más de una década, Jeep Liberty se convirtió en uno de los modelos más exitosos de la marca —¿Quién no recuerda aquellos Jeep con la llanta montada sobre la cajuela?— pero su segunda generación no corrió con la misma suerte. Por eso la nueva Jeep Cherokee llega a ocupar su lugar, renovando todo lo que sabíamos hasta el momento de los Jeep: Adiós líneas cuadradas, adiós interiores sosos; bienvenida sea la evolución.

El segmento al que entra Jeep Cherokee está justo en el límite donde comienzan los modelos "con pedigree". En un descuido, muchos clientes potenciales podrían huir a marcas como BMW, Mercedes-Benz o Audi. De ahí que Jeep adoptara esos aires cuasipremium; sabe que el lujo y la distinción no se dan sólo por un apellido.

"El detalle está en la diferencia"

jeep_cherokee_32.jpg

La frase normalmente dice "la diferencia está en los detalles", pero con Jeep Cherokee es al revés. Estamos acostumbrados a ver el frente de los autos con rasgos similares a los de una persona (un par de ojos, nariz y boca), pero Jeep decidió lanzar algo diferente —un "cuatro ojos"— y la controversia no se hizo esperar: o te encanta o la odias, no hay de otra.

Podría pensarse que el diseño de Jeep Cherokee fue una hazaña arriesgada por parte del fabricante de todoterrenos, y sí, pero el objetivo principal fue crear una camioneta que denotara distinción, sobre todo cuando se está pisando territorio premium, ¿Qué mejor forma que con un diseño diferente a lo convencional? El resultado fue un SUV de apariencia robusta y hasta cierto punto ruda, pero con detalles en cromo para complacer a los amantes del lujo, y plástico negro en las partes bajas para escaparse de rayones al salir del pavimento, conservando el sabor a Jeep.

Si lo diferente te cae pesado y te cuesta digerir las líneas de Jeep Cherokee, es mejor que comiences a observarla por atrás. El diseño es menos extravagante, pero sigue resultando fresco gracias a las calaveras con iluminación LED. Si algo le notas extraño, es que la defensa está prácticamente al mismo nivel que la tapa de la cajuela, permitiendo ganar valiosos centímetros para el habitáculo y la cajuela sin comprometer las dimensiones exteriores. Mide "sólo" 4.62 metros, pero su diseño nos hace creer que en realidad es más grande.

¡Los yanquis ya aprendieron!

jeep_cherokee_28.jpg

¡Sí se puede!

Ok, no es un Audi, pero sus acabados son realmente buenos. Comparada con un SUV premium, se sacrifica una rayita de calidad, pero se ganan dos en equipamiento y una en espacio.

Admitámoslo, los norteamericanos siempre se han sido buenos haciendo motores gigantes, pero no eran muy hábiles fabricando interiores de autos. Eso ha quedado en el pasado. Después de varias generaciones, las marcas estadounidenses han aprendido que no sólo se trata del lujo, también cuenta la presentación. Aquí es donde sale a colación el habitáculo de la Jeep Cherokee.

Todas esas líneas cuadradas y sin gracia que daban forma a los tableros de las generaciones pasadas de los autos de Grupo Chrysler quedaron enterradas junto con la crisis económica del 2008. Ahora todo son trazos suaves y funcionales, tecnología hacia donde los ojos miren y, lo mejor, materiales de buena calidad. Estamos hablando de una camioneta norteamericana cuyos plásticos son agradables al tacto y a la vista, pero que no se olvida de sus raíces yanquis —deja lugar para muchísimos huecos "ponga lo que quepa ahí" y portavasos—. Gracias, Fiat.

La versión que tuvimos a prueba es la Limited, que por equipamiento está apenas un acabado encima de la versión de entrada. Podría pensarse que al no ser el tope de gama, habría huecos indicando ausencia de gadgets, pero no; si no fuéramos conocedores, pensaríamos que no podría estar más equipada. Las vestiduras son en piel, hay una pantalla de 8.4" al centro del tablero y una más de 7" entre los relojes del cuadro de instrumentos. También llamó nuestra atención que el plástico que parece aluminio pulido en realidad está terminado en color arena y que el volante lleva el sello "since 1941".

Jeep Cherokee: Espacio interior

jeep_cherokee_46.jpg

Una de las mejores características de la Jeep Cherokee es su espacio interior. Como se dijo anteriormente, mide sólo 4.62 metros —lo mismo que un Jetta—, pero aprovecha realmente bien sus dimensiones para ofrecer suficiente espacio para 5 pasajeros. Tanto al frente como en las plazas traseras, los grandes asientos y la posición elevada transmiten esa sensación de confort que tanto se agradece en una camioneta. El espacio para cabeza sobra, para piernas es el justo y para caderas el adecuado para realizar trayectos largos sin que resulten incómodos.

La cajuela también tiene su mérito. Ofrece una capacidad de más de 800 litros, y como buen SUV, siempre está en búsqueda de la versatilidad. Los asientos se pueden abatir parcial o totalmente, además cuenta con una tapa que se puede doblar, redes y ganchos para que las compras del supermercado no vayan de un extremo a otro de la cajuela al tomar una curva.

Continuará... Continúa.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio