Compartir
Publicidad
Renault quiere vender coches eléctricos de bajo costo en Latinoamérica y otras regiones
Industria

Renault quiere vender coches eléctricos de bajo costo en Latinoamérica y otras regiones

Publicidad
Publicidad

Hay marcas como Renault que siguen teniendo muy segmentada su estrategia de producto según la región en la que tenga presencia. Los modelos disponibles en Europa, por ejemplo, son distintos a los que la marca ofrece en Asia o América. El objetivo es responder a las necesidades específicas de los consumidores de cada región, pero esta estrategia no ha llegado a vehículos eléctricos... aún.

La mayoría de los desarrollos de este tipo de autos de Renault tienen el ojo puesto en el mercado europeo, sin embargo, frente a un futuro totalmente electrificado, la firma francesa ya se encuentra evaluando la posibilidad de comercializar en Latinoamérica y algunas regiones de Asia un vehículo eléctrico accesible.

Renault Zoe Ev

En entrevista con Thierry Koskas, Vicepresidente Ejecutivo de Ventas y Mercadotecnia de Grupo Renault, el ejecutivo nos reveló la intención de la marca de vender coches eléctricos en cualquier país y la posibilidad de hacerlo a través de un nuevo auto eléctrico pequeño que está desarrollando en principio para China, pero que podría ser adaptable a otros mercados.

"Vamos a hacer autos eléctricos más grandes, pero al mismo tiempo no es que estemos pensando sólo en Europa. Por ejemplo, estamos desarrollando un pequeño auto eléctrico en China, pero podría ser que este modelo en algún momento lo vendamos en otros países. Hoy diría que el 95% de los coches eléctricos que vendemos son para Europa. Lo que queremos hacer es salir de Europa y vender vehículos eléctricos en cualquier país".

Renault Ze

Es más sencillo fabricar un motor eléctrico que uno de combustión. Es el bajo volumen el que eleva el costo.

Uno de los grandes retos a los que se enfrenta Renault, como cualquier otra marca que quiera introducir vehículos de este tipo a diferentes mercados, es el apoyo de cada gobierno. La disponibilidad de estos productos depende del contexto del país, los incentivos y la infraestructura necesaria para las recargas.

Renault Zoe Ev 2

El tema de costos también es relevante. Al día de hoy, un coche eléctrico es costoso por el bajo volumen de ventas que representan para sus fabricantes. Thierry Koskas menciona que fabricar un motor eléctrico es más sencillo, pero el costo se puede elevar en relación a uno de combustión por la cantidad de unidades fabricadas. Es mucho más rentable producir un millón de motores de gasolina que sólo 10,000 o 20,000 eléctricos.

Para Renault, reducir el costo de un coche eléctrico va más allá del origen del desarrollo o el equipamiento. El factor principal es el volumen de producción del motor y la capacidad de la batería. La marca se encuentra trabajando rápidamente por fabricar baterías cada vez más avanzadas. El ZOE, uno de sus principales modelos eléctricos, ha sido testigo de esta evolución. Con sólo cuatro años en el mercado se logró duplicar la capacidad de sus baterías sin incrementar demasiado el costo, de manera que la relación precio/capacidad sopla cada vez más en favor del vehículo eléctrico.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos