Compartir
Publicidad
La historia de Akio Toyoda, el CEO de Toyota que de niño quería ser conductor de taxi
Industria

La historia de Akio Toyoda, el CEO de Toyota que de niño quería ser conductor de taxi

Publicidad
Publicidad

Lo más bonito de ser niño era que todo resultaba fascinante. Cuando "los mayores" interrumpían tu sesión de acuarelas para preguntarte qué querías ser cuando fueras grande, podías responder lo que fuera: bombero, astronauta, doctor, jardinero, estrella de rock and roll o presidente de la nación. Todo parecía fácil y los hacía reír como si lo que decías fuese una clase de broma.

Cuando el apellido en tu acta de nacimiento es Toyoda, tu bisabuelo es el padre de la revolución industrial japonesa y tu abuelo fundó Toyota Motors, tu destino parece estar escrito. Pero para el pequeño Akio Toyoda su mayor ambición no era tener en sus manos al tercer fabricante de autos más grande del mundo. No. Para él, su sueño era convertirse en conductor de taxi.

Un CEO al que sí le gustan los autos

Akio Toyoda quería ser conductor de taxi por una sola razón: le fascinan los autos. Su inocente plan para mantenerse eternamente en contacto con ellos era convertirse en taxista. ¿Conducir de aquí para allá todo el día, todos los días? ¡Ese era el sueño!

Con el paso de los años entendió que habían otros modos de permanecer en la industria de la movilidad. En 1984 entró al "negocio familiar" y fue escalando en el organigrama hasta que un buen 23 de junio de 2009 se convirtió en el CEO de Toyota.

Supra 2020

A diferencia de otros ejecutivos que sólo encuentran fascinación por el mundo de las finanzas, Akio Toyoda es un auténtico fanático de la velocidad y los autos. Desde su puesto ha impulsado proyectos para inyectar emoción a la marca. Él ha sido el ejecutivo detrás de la luz verde de modelos como Lexus LF-A, Lexus IS-F, el retorno del Toyota Supra y el lanzamiento de versiones Gazoo Racing.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio