Compartir
Publicidad
General Motors EV1: Así fue el primer coche eléctrico fabricado en masa
Industria

General Motors EV1: Así fue el primer coche eléctrico fabricado en masa

Publicidad
Publicidad

La idea del coche eléctrico no es nada nueva, puede que en nuestros días esté teniendo mucha relevancia, pero sus inicios pueden remontarse hasta 1830 - 1840. Pero, para poder tener un coche listo para producirse en masa tuvo que pasar mucho tiempo, pues fue hasta 1996, cuando General Motors trajo al primero .

El General Motors EV1, tuvo una ventaja de tiempo bastante amplia sobre Tesla y su Roadster o Nissan y el Leaf, incluso más amplia sobre el Model S, sin embargo, la forma en la que llegó y el avance para cuando lo hizo, no le facilitó su paso por el mundo.

Una visión futurista a finales de los 90, propiciada por una ley

Ev1002

No es noticia que el mundo se ha hundido bajo una nube de contaminación desde hace varias décadas. Generando problemas de salud a grandes poblaciones. En 1990, en uno de los estados más contaminados de Estados Unidos, California; se acababa de promulgar una ley que dictaba que para 1998, el 2% de los vehículos vendidos en el estado no debían emitir ningún tipo de contaminación, y que para 2003, el 10% debería cumplir tal norma.

EL EV1 no salió a la luz bajo alguna marca de establecida del corporativo, ni Chevrolet, Buick o General Motors Company (GMC), simplemente se vendió como un "General Motors" a secas.

La norma llevó el nombre de ZEV (Zero Emissions Vehicle) Mandatory, y como ahora, ofrecía incentivos fiscales a civiles y a las compañías que vendieran y adquirieran estos vehículos. Teniendo una carga especial sobre las marcas estadounidenses que debían de ser las primeras en acatar la norma.

Con la presión gubernamental y una buena ventana para liderar el nuevo mundo de coches eléctricos, General Motors lanzó el EV1 en a finales de 1997, aunque comenzó a producirse en 1996, llegando a tener sólo 1,100 unidades en existencia, mismas que no se pondrían a la venta. Sólo se podrían adquirir bajo arrendamiento.

Como buen "coche verde", tenía que verse diferente

UYTGFDCX

Al igual que con muchos híbridos actualmente o conceptos de coches el eléctricos, el EV1 no era precisamente un coche con un diseño atractivo. Más bien era un diseño funcional y que tenía por pilares la reducción del coeficiente aerodinámico para maximizar la duración de su carga eléctrica.

Su diseño provenía con muy pocos cambios de un concepto de coche eléctrico presentado en 1990, el General Motors Impact.

Entrañas bien resueltas para su época

YTFVC

El EV1 contaba con un motor eléctrico capaz de entregar cerca de 130 hp, y el poder lo obtenía de baterías de plomo y ácido para el modelo GEN I, y de níquel-metal hidruro para el GEN II. Las baterías de plomo y ácido pesaban hasta 500 kg. El coche adoptaba un acomodo de baterías en forma de T, como podemos seguir encontrando en algunos coches más recientes.

Dependiendo el modelo, podía ofrecer una autonomía de entre 130 km y 225 km, pudiendo cargar el 80% de su batería en 3 horas, o completamente durante toda la noche. En un inicio Chevrolet ofrecía un cargador para instalar en la casa del arrendatario o poder hacer uso de una red que instalaron en California.

Este coche podía hacer el 0 a 100 km/h en sólo nueve segundos. En el interior todo era como un coche normal, tenía aire acondicionado, radio, reproductor de CD y cassette, ventanas eléctricas y dirección hidráulica.

Su producción fue de 1996 a 1999, pero en 2003 todos dejaron las calles y fueron destruidos

Tumblr N0aluaqm8y1roi5yvo1 1280

¿Espera qué? Sí, el hecho de que los coche sólo se pudieran obtener a través de un arrendamiento, hacia que General Motors tuviera más control sobre el destino de los coches. El programa como tal, nunca tuvo la intención de venderlos, siempre fue para que se usaran bajo tal figura de arrendamiento.

En determinando momento, la versión de General Motors, fue que la salida de los EV1 de las calles al ya no renovar los contratos de lo clientes, ya que eran productos caros de mantener y las refacciones serían difíciles de conseguir, por lo que cancelaban las renovaciones y pedían que se entregaran los autos a la marca.

Hubo clientes que intentaron mantenerse con su auto, ya que a pesar de ser un coche de dos plazas, y sin mucho rango, había forjado una gran aceptación entre muchos. Al final del día, General Motors rechazó todas las ofertas y se quedó con todos los EV1, y en le proceso destruyó todos, bueno casi todos, se dice que 78 se salvaron aunque no se sabe nada de ellos y sólo se sabe que uno sobrevive en sus oficinas. Con los destruidos, todo indica que sus componentes se reciclaron.

S L1000

Se dice que parte para retirarlos tan rápido, fue una flexibilización de la norma ZEV Mandatory, que hacía menos drásticos los parámetros a cumplir, lo que dio pie GM a cortar el desarrollo de estos autos y enfocarse en los modelos tradicionales. Todo por una no confirmada especulación de la intervención de la industria petrolera, para retrasar y destruir todo lo que se moviera gracias a otra fuente de energía.

Sin importar eso, el EV1 demostró que el mercado para los coches eléctricos, así no fueran tan prácticos en ese momento, existía. Generó una base de seguidores y demostró que era posible producirlos en masa. Probablemente si GM, hubiera seguido el desarrollo del EV1, hoy seria el líder del segmento de eléctricos.

Cabe destacar que el EV1 fue tan querido por algunos de sus arrendatarios que cuando ya no podían usarlos más, les hicieron funerales, tal cual como podemos ver en el documental "¿Quién mató al coche eléctrico?" (2006). Te dejamos el documental en caso de que quieras conocer más del EV1 y su desaparición.

En Motorpasión México | Tan irónico como increíble: los autos eléctricos son causantes indirectos de la polución en China

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio