Publicidad

Embotellamientos fantasmas ¿qué son y cómo evitarlos?

Embotellamientos fantasmas ¿qué son y cómo evitarlos?
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuántas veces no te ha pasado que, mientras manejas tranquilamente en una avenida con poco tráfico y en un día muy soleado, repentinamente observas las luces de freno del auto frente a ti encenderse y de la nada te encuentras atorado en un embotellamiento que no entiendes de dónde salió, aunque poco a poco notas que una vez más se disuelve para darte cuenta de que todo vuelve a la normalidad, tal como estaba justo antes de entrar en caos.

Embotellamientos Fantamas 4

Cuando vuelves a acelerar para retomar tu curso, en tu cabeza circulan mil ideas a la vez y es que por más que tratas, no alcanzas a entender qué fue lo que sucedió, esperas ver un desafortunado accidente, pero no, ese congestionamiento se originó de la nada y con esa misma facilidad de evaporó. No te preocupes, ese fenómeno es mucho más común de lo que piensas, pues se llama embotellamiento fantasma y aquí te explicaremos porqué ocurre.

Congestionamientos Fantamas 2

Los embotellamientos fantasmas son un suceso de tráfico bastante común, provocados por la desaceleración repentina de un vehículo que lidera una fila de autos que no circulan con la debida distancia de seguridad, por lo que, al igual que en un efecto dominó, al frenar el de enfrente todos se ven afectados, provocando un mini embotellamiento que no suele durar más que unos segundos.

Congestionamientos Fantamas 1

El embotellamiento fantasma es sumamente repentino y es que cualquier suceso puede provocarlo, aunque en general suelen ser inducidos por distracciones al volante que llevan a bajar la velocidad a un conductor, haciendo que los autos tras él también sufran los estragos de este problema.

Embotellamientos Fantamas 3

Los problemas más comunes que suelen provocar un embotellamiento fantasma suelen estar relacionados con el exceso de confianza, el uso del teléfono móvil mientras se conduce, por distraerse con el paisaje en una carretera muy bonita o por bajar la mirada para revisar el velocímetro, aunque en casos muy particulares también se asocian con la incapacidad de un ser humano para mantener una presión perfectamente constante sobre el acelerador por largo tiempo.

Como sea que se dé esto suele ser bastante molesto para todos los conductores que transitan en una avenida, por lo que te invitamos a tomar las siguientes acciones para no ser el causante de este problema la próxima vez que estés en la calle:

Mantén siempre toda tu atención en el tráfico frente a ti y no te distraigas con ninguna otra cosa.

Congestionamientos Fantamas 1

Si necesitas reducir la velocidad hazlo gradualmente y no te detengas de golpe, pues más que un embotellamiento fantasma, esto podría causar un accidente grave.

Mantén siempre una distancia de seguridad prudente con el vehículo frente a ti, recuerda seguir la regla del cuadrado de la velocidad. Si circulas, por ejemplo, a 60 kilómetros por hora, entonces elimina la última cifra (el cero en este caso) y multiplica por sí misma la otra, dando como resultado la distancia en metros que debes guardar con otros conductores (en este caso 36 metros).

No cambies de carril constantemente ni intentes adelantar si no es necesario.

Cede el paso en los accesos y las salidas de la vía, así evitarás riesgos y también problemas con embotellamientos fantasma.

Recuerda siempre que está en tus manos que las carreteras en la ciudad sean vías libres y mucho más transitables, respeta siempre los límites de velocidad y las indicaciones en el camino para hacer que el trayecto sea mucho más rápido y eficiente para todos.

En Motorpasión México | "En 500 m gira hacia el campo enlodado": 100 personas terminan atascadas por seguir a Google Maps

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir