Publicidad

Ford S-Max

Ford S-Max
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Mientras en América preferimos los SUVs, en Europa las carrocerías tipo monovolumen siguen dando buenos resultados de ventas. Uno de los más grandes exponentes del segmento es el Ford S-Max, que se renueva en el marco del Auto Show de París para plantearnos la pregunta: ¿Por qué este tipo de vehículos familiares no triunfan en México?

De nuestros vecinos del norte heredamos el gusto por las minivanes, pero su sed de carburante y líneas tradicionales las han ido enterrando. Para términos prácticos, el Ford S-Max podría hacerse pasar por una miniván, pero —por suerte— se aleja de ellas gracias a opciones mecánicas mucho más eficientes, un diseño más armonioso y puertas traseras tradicionales. Todo esto sin perder versatilidad.

No todo son cuadrados

ford_s-max_4.jpg

Un error común que cometen diferentes fabricantes a la hora de crear un vehículo familiar es recurrir a formas cuadradas sin gracia alguna, creyendo que es la única manera de conseguir buen espacio interior. La nueva Ford S-Max muestra a los monovolúmenes desde una perspectiva nueva, la del diseño.

Sin perder de vista que el objetivo es transportar con comodidad a siete pasajeros, los diseñadores de Ford S-Max tomaron el lápiz bajo la promesa de no utilizar más trazos rectos de los necesarios. Así, el Kinetic Design de la firma del óvalo azul quedó impregnado en este vehículo familiar que, haciendo gala de su parrilla Aston Martin y calaveras al puro estilo del Fusion, consigue un exterior bastante armonioso.

La caída del techo, la cintura elevada y los rines de dimensiones generosas terminan por darle un aire dinámico a un vehículo que inicialmente sólo buscaba generar el mayor volumen interior posible. También hay lugar para los detalles, como marcos cromados, escape dual y salidas de aire.

ford_s-max_9-1.jpg
Volante calefactable, asientos con memoria, ventilados y con masaje... el Ford S-Max es una casa rodante.

Entre América y Europa

El habitáculo es la fusión entre lo mejor de Ford en dos continentes. Por un lado, el tablero emplea líneas más tradicionales que nos traen a la mente al Ford Fusion o a la Ford Explorer, antes que a la Escape o al Focus, por ejemplo. La zona de la pantalla táctil incluso recuerda a algunos modelos de Lincoln.

En Europa, Ford S-Max podrá ser adquirida en configuración de 7 o 5 asientos, dependiendo de las necesidades del cliente. En el caso de la versión para siete pasajeros, hay 32 combinaciones de asientos y carga, convirtiéndose en una de las más versátiles del segmento.

Al echar un vistazo a la lista de comodidades que ofrecerá, sólo podemos llegar a una conclusión: Ford S-Max es como una casa rodante. Los asientos —forrados en piel— ofrecen ventilación, calefacción y masaje, porque hay que tratar bien a la familia. Un completo sistema de climatización y de entretenimiento completan la lista.

Tecnología y seguridad de Ford S-Max

ford_s-max_6.jpg

Queda claro que los estándares de seguridad en Europa son bastante estrictos, casi tanto como los clientes del segmento de los vehículos familiares. En este sentido, Ford S-Max ofrece algo más que sólo bolsas de aire y control de estabilidad; gracias a sensores y cámaras, incorpora sistemas como alerta de colisión, lector de señales de tránsito con función de límite de velocidad, alerta de tráfico transversal, alerta de abandono de carril, asistente de estacionamiento automático en paralelo y perpendicular, asistente de... ¿desestacionamiento? en paralelo y faros adaptativos que evitan deslumbrar a los demás conductores.

Muchas opciones mecánicas

ford_s-max_.jpg

Para complacer las necesidades tanto de quien busca el máximo ahorro como del que busca desempeño, Ford S-Max contará con un amplio abanico de opciones mecánicas, tanto a gasolina como a diésel y con diferentes transmisiones:

  • 2.0 litros TDCi (diésel) de 120 hp, asociado a una caja manual de 6 cambios.
  • 2.0 litros TDCi (diésel) de 180 hp, asociado a una caja manual o a una automática PowerShift de doble embrague.
  • 1.5 litros EcoBoost de 160 hp, asociado a una caja manual de 6 cambios.
  • 2.0 litros EcoBoost de 240 hp, asociado a una caja automática.

Buscando mejorar el comportamiento dinámico, Ford estrenará un nuevo sistema de dirección denominado Ford Adaptative Steering que mejorará la respuesta al volante. De igual manera, pasa salir bien librada de escenarios cubiertos de nieve, podrá pedirse con tracción en las cuatro ruedas.

Disponible en 2015

ford_s-max_3-1.jpg

Aún no se dan a conocer los precios para el mercado europeo, lo que sí es seguro es que no llegará a México —probablemente ni a Estados Unidos. En el Viejo Continente comenzará a venderse a partir del próximo año, para pelear su lugar contra Opel Zafira Tourer, SEAT Alhambra y compañía.

En Motorpasión México | Frankfurt 2013: Ford S-Max Concept - ahora es más

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios