Publicidad

Toyota Yaris WRC: Así es la anatomía básica de una bestia japonesa para los rallies
Deporte Motor

Toyota Yaris WRC: Así es la anatomía básica de una bestia japonesa para los rallies

Los coches de carreras son bestias especiales, tal vez podamos coincidir que todos tienen cuatro ruedas, motor y volante, sin embargo, hay especies dentro de este reino y definitivamente una de las más fuertes y espectaculares es la perteneciente a los rallies. Los coches de WRC han evolucionado de formas increíbles y son máquinas que sólo algunos pueden domar. Hoy tomaremos como ejemplo al Toyota Yaris WRC para entender un poco mejor a estas bestias.

Como cualquier coche de carreras, quiere ir rápido y lo hará en cualquier superficie

Img 5050 Copia

Los coches de carrera tienen la capacidad de ir a velocidades que la mayoría de autos de producción común desearían lograr al menos una vez en su tiempo útil. Sin embargo, es común tener claro que ciertos autos sólo funcionan bien sobre asfalto y otros sólo sobre tierra. Los coches de rally son autos que pueden atacar tramos asfaltados al límite y también ensuciarse en la arena, grava, lodo, etc; sin temor a nada.

Durante la pasada cita del WRC en México con el Rally Guanajuato México, pudimos acompañar al equipo de Toyota Gazoo Racing para conocer de cerca su operación y disfrutar de un evento de talla mundial con mucha tradición. Ahí aprendimos un poco más sobre cómo funcionan los autos que usan.

Llevará el nombre un coche normal, pero es lo único normal que lleva

Img 4752 Copia

El Toyota Yaris WRC se construye bajo las especificaciones que la FIA y el mismo WRC acordaron para sus participantes, por ello bajo el cofre lleva un motor de 1.6 litros turbo de 380 hp. En teoría puede lograr mucho más, aunque, debido a las regulaciones se limita la potencia a esa cantidad gracias a la adición de una placa restrictora de 36 mm en la admisión.

Img 5056 Copia

El Toyota Yaris WRC puede circular hasta 201 km/h, las cifras de aceleración son clasificadas y su peso mínimo es de 1,190 kg un poco más pesado que un Mazda MX-5.

Este bloque también produce cerca de 313 lb-pie de par —pueden con más, pero también está limitado—. El poder del motor llega a las cuatro ruedas a través de una transmisión secuencial de 6 cambios. Para poder dosificar bien ese poder los autos cuentan con tres diferenciales (frontal, central y trasero), el frontal y trasero se encargan de dejar que las ruedas vayan libres girando a velocidades distintas cuando se entra en una curva para poder controlar mejor el auto o que giren a la misma velocidad cuando se acelera y va en línea recta para lograr un mejor arranque. Estos diferenciales funcionan acorde a los cálculos que la computadora del auto hace al tomar en cuenta la velocidad, ángulo de giro de volante y presión sobre el acelerador.

Img 5160 Copia

El diferencial central se encarga de repartir el par entre el eje delantero y trasero, ya que estos autos son AWD (All Wheel Drive), esto mejora el agarre al determinar que eje necesita más par para la maniobra que se realice en el momento.

EL funcionamiento de la transmisión es similar a la de otros autos de carreras, para subir de marcha se jala la paleta tras el volante del lado derecho hacia el conductor —justo como haría cualquier auto con cambios tras el volante—, sin embargo, para bajar marchas no hay una paleta tras el volante en el lado izquierdo, para bajar marcha se empuja la paleta derecha en dirección opuesta al conductor. Este sistema se usa así, ya que en la terracería y velocidades a las que viaja un auto de rally es necesario que al menos una mano esté bien aferrada al volante encargándose de siempre dirigir al auto. En caso de fallar la paleta, también cuentan con una palanca tradicional colocada a un lado del freno de mano hidráulico del auto. Este freno hidráulico es el encargado de bloquear las ruedas traseras para facilitar los cambios de dirección bruscos.

Un juego de llantas que vale tanto como un auto deportivo

Img 2184

Como muchos otros coches para competencia, los autos de rally usan llantas especiales, en este caso son provistas por Michelin y pueden ser para asfalto, grava y nieve. Cada uno tiene distintos compuestos para funcionar mejor en las distintas condiciones que se encuentran en los rallies. Por ejemplo, los compuestos más suaves se usan en etapas cortas con pavimento en buen estado o terracería en la que no hay presencia de rocas grandes y filosas, suelo más arenoso. Sin embargo, cuando el asfalto está muy descuidado o se corre en caminos de grava con muchas piedras grandes y filosas, se opta por un compuesto más duro. Finalmente los compuestos de nieven pueden llegar a tener hasta clavos con punta de tungsteno para obtener algo de agarre en el hielo.

Hablamos de que un set de 4 llantas cuesta aproximadamente 660,000 pesos.

El precio aproximado de cada llanta es de unos 6,500 euros, esto lo supimos durante nuestra visita guiada al garaje de Toyota en el Rally Campus. Los autos de WRC1 tienen permitido usar hasta 28 llantas durante un mismo evento. Hablamos que cada llanta tiene un precio aproximado de 165,000 pesos. El precio tan elevado es por la construcción, tecnología e investigación que se lleva para hacer una llanta que pueda operar bajo las demandas de un vehículo de carreras que arrasa con la terracería a velocidades superiores a los 190 km/h, dando saltos, derrapando y frenando con brutalidad.

Img 4888 Copia

Cabe destacar que en etapas de terracería, los autos usan rines de 15" y una suspensión configurada para soportar los saltos y todas la imperfecciones del camino, llegando a tener una altura distinta a la que llevan cuando corren en asfalto. Justo en etapas asfaltadas se reduce la altura del auto y se instalan rines de 18".

Detalles de un Yaris común, aunque con elementos aerodinámicos para darles mucho control

Img 4721 Copia

Ya hablamos de que este auto sólo tiene en común con un Yaris el nombre, aunque para hacerlo ligeramente más familiar, porta ciertos elementos como la forma de carrocería, faros y calaveras similares a las del auto de calle, fuera de ello es un coche de carreras. El Yaris WRC 2020 mide 4,085 mm de largo y 1,875 mm de ancho contando su equipo aerodinámico; la altura es ajustable gracias a lo que comentábamos acorde a los tipos de superficie a los que se enfrente.

Img 0211 Copia

El trabajo aerodinámico es sumamente importante para garantizar el mejor control del auto en cualquier superficie, por ello cada parte de su carrocería cumple un propósito, algunos elementos son ajustables o intercambiables para adecuarse a las necesidades de cada locación en el mundo.

El Toyota Yaris WRC ha evolucionado con cada año que pasa, si bien por fuera igual al modelo del año pasado, Toyota ha mejorado su motor, lo volvió un poco más liviano y ha puesto a punto muchas otras cosas para ir perfeccionando el auto con el que quieren llevarse otro título de pilotos y también el de constructores.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios