Publicidad

Renault Duster, prueba (parte 1)

Renault Duster, prueba (parte 1)
1 comentario

El Renault Duster es uno de esos productos que encajaron mágicamente en el mercado mexicano desde el momento de su lanzamiento como si se tratara de la pieza de rompecabezas faltante en un segmento que en su momento fue dominado por Ford EcoSport, pero que al paso de los años comenzó a pedir nombres nuevos.

No hace falta enredarse demasiado para entender porqué el Renault Duster se volvió tan exitoso de la noche a la mañana. Los nuevos consumidores prefieren productos que tengan determinado "extra" pagando la misma cantidad que por otro modelo. Algunos apuestan por un diseño más sofisticado, otros por un infotenimiento más completo; Renault Duster por la imagen de camioneta a la que muchos han aspirado, pero que jamás habían podido comprar.

Imagen off-road

renault_duster_2015_10.jpg

El primer paso para conquistar a sus compradores es el diseño, no porque resulte vanguardista —de hecho es bastante conservador— sino porque su silueta de camioneta la pone en una posición cómoda ante los sedanes y hatchback que te puedes llevar por ese mismo precio. Los trazos en general son cuadrados y de cierta forma demuestran rudeza; las salpicaderas son altas, hay rieles portaequipaje en el techo y plásticos negros para evitar rayones desagradables. Su estilo es muy off-road aunque su verdadero hábitat es la ciudad.

Muchas veces los consumidores potenciales de camionetas deciden no comprarlas porque temen que puedan resultar estorbosas en ciudad. Los SUVs urbanos como el Renault Duster son la solución a este problema: ofrecen todas las virtudes de una camioneta en la longitud de cualquier compacto hatchback, lo que se agradece cuando estamos en medio de un embotellamiento o buscamos un lugar de estacionamiento. Se puede decir que es una camioneta de medio tiempo, pues mide sólo 4.31 metros.

Para 2015, Renault Duster recibió ligeros cambios estéticos que se concentran básicamente en una parrilla con dosis extra de cromo. Aquí nos hubiera gustado ver los nuevos faros y calaveras con los que se estrenó en el mercado europeo, o un rediseño en espejos y manijas, pues parecen heredados de un auto de los años 90.

Renault Duster desde dentro

renault_duster_2015_25.jpg

Si tienes o conoces de cerca un Renault Sandero, sabrás que muchos de los elementos del habitáculo fueron heredados de este hatchback. En general, y al igual que el exterior, el diseño interior del Renault Duster es bastante discreto, pues apunta más hacia lo funcional, aunque hubo ciertos detalles que nos resultaron poco prácticos, como la ubicación del mando de los espejos eléctricos, está debajo del freno de mano. Por otro lado, los múltiples espacios para guardar objetos nos parecen acertados tomando en cuenta el tipo de vehículo.

La calidad general no es mala. Se puede circular por calles de pavimento maltratado y no escucharemos ninguna clase de ruido que delate una mala calidad de ensambles; lo que no podemos aplaudir de la misma forma son los materiales que componen el tablero. Son duros y en algunas partes (como el plástico sobre la tapa de la guantera) se nota la "huella" de la máquina ensambladora, pero entendemos que crear una camioneta que todos pudieran comprar significaba hacer algunos sacrificios como éste. Al final, la mezcla de acabados tipo piano y cromo termina por aumentar la sensación de calidad ante la simpleza de los materiales.

renault_duster_2015_7.jpg

El espacio interior es una de las mejores cartas de presentación del Renault Duster. Pese a medir sólo 4.31 metros y contar con una cajuela de dimensiones generosas, la habitabilidad es sobresaliente tanto en plazas delanteras como traseras. Además, el tamaño de las ventanas y la altura respecto al piso aumentan la sensación de amplitud. Es preciso recordar que se trata de una camioneta pequeña, por lo que si se espera un interminable espacio para piernas, estamos buscando en el lugar equivocado.

Un punto a mejorar es la visibilidad. Suena contradictorio por lo que acabamos de decir acerca del tamaño de las ventanas, pero el oscurecimiento de los cristales aunado al tamaño de los espejos complica la visión durante la noche; los objetos sin luces prácticamente desaparecen. Bastaría reducir el entintado de los vidrios y aumentar el tamaño de los espejos para solucionar este problema.

El equipamiento es completo, pero...

renault_duster_2015_29.jpg

Cuando toca hablar de equipamiento, Renault Duster tiene sus pros y sus contras. En cuanto a confort, tenemos elementos como vidrios, espejos y seguros eléctricos, aire acondicionado y un sistema de infotenimiento llamado Media Nav que incluye una pantalla táctil de 7", reproductor de CD, MP3, entrada auxiliar, puerto USB con compatibilidad para iPod, Bluetooth, manos libres y sistema de navegación bastante completo que permite configurar ruta, muestra puntos a evitar y rutas alternativas. Además tenemos computadora de viaje y controles de audio al volante.

Los vacíos comienzan a surgir cuando hablamos de seguridad. Ofrece lo básico —dos bolsas de aire y frenos ABS— pero el cinturón de seguridad del asiento central trasero es pélvico; autos mucho más baratos ya ofrecen uno de tres puntos, como debería ser. Además, por la suavidad de la suspensión y la altura respecto al piso, sería recomendable incorporar control de estabilidad (ESP) como asistencia durante maniobras de emergencia.

Continuará... Continúa.

Fotografía | Gerardo García

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio