Compartir
Publicidad
SEAT Ibiza 1.6 Xcellence, a prueba: así va el iPhone de los subcompactos
Pruebas de coches

SEAT Ibiza 1.6 Xcellence, a prueba: así va el iPhone de los subcompactos

Publicidad
Publicidad

Entre el nuevo SEAT Ibiza y el iPhone hay en común mucho más de lo que imaginas. El precio de sus topes de gama está por encima de la media, ambos tienen su grupo de haters y míralo, incluso va pintado en Rose Gold —o Magenta Místico, como lo llaman en SEAT. El hatchback español evoluciona para convertirse en símbolo de estatus. Quiere ser un coche para presumir como lo haces con tu vaso de Starbucks —y digo vaso, no bebida.

Los haters argumentarán que Android —KIA, Suzuki, Honda, Ford o quien quieras— tiene mejores funciones, pero al final no existe ningún producto absolutamente bueno ni absolutamente malo. El nuevo Ibiza aprovecha todo lo nuevo de Grupo Volkswagen y, en México, intenta acomodar lo que puede por menos de 300,000 pesos. ¿Es suficiente? Lo hemos puesto a prueba.

Seat Ibiza Xcellence 4

No es tanto qué haces, sino cómo lo haces

«La gente piensa que no es importante, que es una simple decoración de interiores. Para mí, nada es más importante en el futuro que el diseño, es el alma de todo lo creado por el hombre», dijo Steve Jobs, el hombre a quien debemos que nuestras computadoras tengan tipografías bonitas, y SEAT le hace eco.

Seat Ibiza Xcellence 6

Una parte crucial en el desarrollo de la nueva generación del Ibiza fue, justamente, el diseño. El resultado no es revolucionario en su conjunto. Algunos lo acusan de muy parecido al León y otros se lo aplauden, pero sea cual sea tu punto de vista, hay que reconocer el cuidado a los detalles: los toques de cromo en la parrilla, el minucioso trabajo de iluminación LED en faros y calaveras y los elementos que hacen única a esta versión Xcellence: rines de 16 pulgadas en dos tonos y carcazas de espejos en color titanio.

También al diseño se debe que el Ibiza 2018 se vea más bajo y largo —y, consecuentemente, más atlético— que el modelo anterior sin serlo realmente. Es 23 mm más corto, 87 mm más ancho y 3 mm más alto, con lo que además se consigue un habitáculo más espacioso y, dicho sea de paso, bien terminado.

Seat Ibiza Xcellence 8

El sistema de infotenimiento es el más avanzado del segmento y quizá también el más bonito.

Si algo hemos aprendido de quienes venden diseño, es que no importa tanto qué haces, sino cómo lo haces. Todos los coches tienen velocímetro, controles de aire acondicionado y pantallas, pero en el Ibiza se cuidaron mucho los detalles para que, sin acabados extraordinarios, se consiguiera una sensación de calidad superior.

Nos gustaría decir que en el tablero hay materiales acolchonados, pero no los encontramos, o que los ensambles son perfectos, pero algunos ajustes de las puertas ya generaban ruidos. El hecho es que la cabina se ve percibe costosa por la iluminación ambiental, el inserto Rose Gold —que es negro brillante cuando el color exterior no es Magenta Místico— y el increíble acabado de la pantalla táctil, que además lleva una interfaz preciosa y funciones que van más allá de sólo reproducir música.

Seat Ibiza Xcellence 13

No hay materiales acolchonados ni ensambles tan sólidos, pero la atmósfera de calidad es alta. La iluminación interior es de LED.

Entre eso, el tamaño del quemacocos y las vestiduras combinadas al color de la carrocería, casi se nos olvida que no hay cámara de reversa, sensor de lluvia, sistema de navegación o climatizador automático. El SEAT Ibiza Xcellence no está tan equipado como otros modelos de su precio, pero lo disimula de maravilla y, a decir verdad, no peca de incompleto: hay llave inteligente, faros de LED, sensor de luz, una pantalla en el cuadro de instrumentos —monocromática, sí, pero muy útil—, sensor de reversa y control de velocidad crucero.

Gracias al incremento en la distancia entre ejes, el SEAT Ibiza por fin admite formas de vida más allá que sólo niños en la banca trasera. Sigue siendo un auto que apenas supera los cuatro metros de largo y se entienden las limitaciones de espacio, pero la cantidad de lugar para cabeza y piernas disponible en ambas filas es muy digno y una o dos rayitas por encima del promedio de su categoría.

Seat Ibiza Xcellence 7

El motor está bien para un Vento, pero no tanto para un Ibiza

Hablemos de manejo y de la sustancia que hay más allá de las apariencias. Por muy Rose Gold que vaya pintado, el SEAT Ibiza Xcellence —como la mayoría de las versiones a la venta en México— lleva un motor distinto al de su versión europea. En lugar del frugal motor turbo de 1.0 litro encontramos un motor atmosférico de 1.6 litros de 110 hp y 114 lb-pie, que para un Vento no está mal, pero para un Ibiza...

Seat Ibiza Xcellence 11

El motor se queda corto en potencia para la capacidad de la nueva plataforma MQB A0.

A nuestro gusto, al motor le hace falta algo de energía a bajas revoluciones, e incluso en zonas altas del tacómetro se siente algo justo en potencia. En ocasiones da la impresión de que al motor le cuesta trabajo cargar con el peso del auto. La plataforma es totalmente nueva y en su momento anunció con bombo y platillo una reducción de hasta 200 kg según versiones, pero en México sólo perdió 3 kg respecto a su generación anterior.

Esta nueva plataforma MQB A0 también promete mayor rigidez, lo que se traduce en una calidad de marcha superior para el nuevo Ibiza. Su andar se nota más refinado, aunque la puesta a punto de la suspensión peca de blanda. Resulta muy cómodo en ciudad y es capaz de mantenerse con aplomo en curvas, pero la misma suavidad resta algo de confianza antes de comenzar a trazarlas. Algo más de firmeza no le vendría mal.

Seat Ibiza Xcellence 3

Entiende de dinamismo, pero se decanta por una conducción cómoda para entornos urbanos.

Sumado a una dirección muy ligera —y algo artificial, aunque precisa— el SEAT Ibiza deja claras las capacidades dinámicas de su chasís y su preferencia hacia el confort en entornos urbanos. Los frenos son muy sensibles —quizá demasiado las primeras veces— y detienen al auto en tiempo y forma. En cambio, el recorrido del pedal del embrague es largo, mientras la palanca de cambios es de movimientos cortos —y algo secos.

Un propulsor más enérgico le haría más justicia a todo el trabajo de ingeniería detrás de esta nueva plataforma. En México sí está disponible el motor turbo de 1.0 litros, mucho más moderno y eficiente, pero por encima de 300,000 pesos. ¿Qué hay en cuanto a consumos? Con el 1.6 litros promediamos 11.6 km/l. Ni bien ni mal.

Seat Ibiza Xcellence 5

Una propuesta chic de movilidad

El SEAT Ibiza ya no flaquea en ningún rubro. La respuesta del motor quizá no es la más brillante, pero cumple con la media de su categoría. Si te gusta, no hay razón para decirle que no, pero ojo, que los primeros Ibizas que llegaron a México únicamente venían con dos bolsas de aire y aún están en los concesionarios. La seguridad se vende como equipo opcional. El Ibiza lo recomendamos sólo cuando lleva el paquete con las seis bolsas de aire. Eso, sumado a los frenos ABS y control de estabilidad que llevan de serie, lo dejan entre lo más interesante de su categoría.

Los haters de iPhone que te recomiendan Samsung quizá sean los mismos que te dirán que por esos 264,900 pesos ($284,400 con transmisión automática) está el Suzuki Swift Boosterjet con motor turbo de 1.0 litro. En prestaciones, comportamiento y consumo deja muy atrás al Ibiza, pero en equipamiento, espacio y refinamiento general se queda un paso atrás. Es cuestión de entender qué busca cada cliente, porque me da la impresión que quien se pida su Ibiza en Rose Gold no le importará mucho cuánto tarda en hacer el 0 a 100 km/h.

8.4

Calidad8.5
Equipamiento8.5
Seguridad9
Motor6
Comportamiento8
Consumo8
Espacio interior8.5
Cajuela9
Comodidad10
Precio8.5

A favor

  • La capacidad de la cajuela.
  • La sensación general de calidad, muy buena.
  • El sistema de infotenimiento es una maravilla.
  • Es suave, pero se comporta a la altura en zona de curvas.

En contra

  • El motor le queda muy justo.
  • Los ensambles no son perfectos.
  • El recorrido del embrague es largo.
  • La suspensión podría ser un poco más firme.

SEAT Ibiza

SEAT Ibiza Xcellence TM Paq. Seguridad

$264,900

  • Motor: 4 cilindros de 1.6 litros
  • Potencia máxima: 110 hp @ 5,800 rpm
  • Par máximo: 114 lb-pie @ 3,800 rpm
  • Transmisión: Manual de 5 vels.
  • Tracción: Delantera
  • Frenos: Disco / disco
  • Peso: 1,123 kg
  • Velocidad máxima': 190 km/h
  • Aceleración 0 a 100 km/h': 10.4 s
  • Suspensión delantera: Independiente tipo McPherson
  • Suspensión trasera: Eje de torsión
  • Longitud: 4,059 mm
  • Cajuela: 355 litros
  • Consumo en ciudad: 11.6 km/l
  • Consumo en carretera': N.D.
  • Consumo combinado': 18.5 km/l
  • Emisiones de CO2: 127 g/km
  • Capacidad del tanque: 40 litros

En Motorpasión México aceptamos vehículos de prueba sólo con fines editoriales. No aceptamos contenido patrocinado a menos que sea claramente especificado como tal. Para más información, consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos