Publicidad

Opel Karl

Opel Karl
Sin comentarios

Poco a poco, generación tras generación, los segmentos van creciendo en tecnología, mecánica y dimensiones. El que hace muchos años fuera el modelo de acceso a la gama Opel —el Corsa—, ahora se posiciona como el tercero en la gama, dejando espacio para un nuevo integrante en la familia: el Opel Karl.

Posicionado incluso debajo del Opel Adam, el pequeño Karl llegará a los pisos de las agencias en Europa el próximo año para pelear su lugar en el segmento de los autos urbanos, donde los Hyundai i10, Renault Twingo, Peugeot 108 y compañía representan una competencia difícil de vencer.

Diseño: Muy Opel

Opel Karl 2

Mientras a algunos urbanos les cuesta trabajo encontrar su lugar en la genética de la marca, el Opel Karl se adapta perfectamente al lenguaje estético de la firma del rayo. La parte frontal adopta unos faros afilados que, junto a la parrilla cromada, nos traen a la mente los trazos del Opel Corsa de generación anterior.

Para medir 3.68 metros de largo, la silueta disimula bien sus dimensiones. La cintura elevada y las líneas de estilo a los costados consiguen una imagen dinámica y mucho más robusta que un Spark —que todo quede en casa. Entre las opciones de equipamiento, el Karl se podrá pedir con rines desde 14 hasta 16 pulgadas. Sí, dieciséis.

La parte trasera probablemente es la mejor lograda. Las calaveras y la sonrisa en la defensa traen a la mente una vez más al Opel Corsa de cuarta generación en su versión de 5 puertas, aunque por su configuración interna, el estilo recuerda mucho al Opel Mokka —Buick Encore por nuestras tierras. La tapa de la cajuela, de diseño limpio, alberga un medallón de caída casi vertical para aprovechar al máximo el espacio interior.

Opel Karl Sumario
El diseño y el aprovechamiento del espacio interior firmaron su pacto de paz con el Opel Karl.

¿Quién necesita más?

En México, acostumbrados a la austeridad de los representantes del segmento —Spark, i10 o Ford Ikon—, aún nos resulta fascinante el nivel de los acabados de la última ola de urbanos europeos. El Opel Karl no es la excepción. El tablero presume una calidad destacable —al menos en las fotografías— con una mezcla interesante de trazos curvos y texturas que llegan a su máximo esplendor en el trabajado volante que Opel escogió para el pequeño Karl.

Opel Karl Interior

Adiós austeridad

¿Que los urbanos son coches sin equipamiento? Bueno, en Europa ya no. El Opel Karl ofrece desde aire acondicionado hasta volante y asientos calefactables.

No se ha detallado el equipamiento del Opel Karl —algo habían de callarse para el Auto Show de Ginebra—, pero por lo que dejan las fotografías, habrá realmente poco que extrañar. Ofrecerá aire acondicionado, control de velocidad crucero, controles al volante, computadora de viaje, asientos y volante calefactables forrados en piel, quemacocos y sistema de infotenimiento IntelliLink con pantalla táctil de generosas dimensiones.

Lo que sí se ha confirmado es lo que el más pequeño de los Opel ofrecerá en materia de seguridad. Lejos de las tristes dos bolsas de aire que el Spark ofrece en México —y sólo en versiones tope—, el Opel Karl ofrecerá de serie frenos ABS, control de tracción y asistente de arranque en frenado. De manera opcional se podrá pedir con alerta de abandono involuntario de carril.

Opel Karl Sumario2
ABS, control de estabilidad y asistente de arranque en pendientes como equipamiento de serie. Alerta de abandono involuntario de carril, opcional.

La ciudad, su mejor escenario

Opel Karl 4

De momento, la única opción mecánica será un motor de tres cilindros de desarrollo reciente, que con 1.0 litros es capaz de entregar 75 caballos de fuerza y ofrecer consumos realmente ajustados, asociado a una transmisión manual de 5 velocidades. No se especificaron cifras de rendimiento ni de desempeño, pero podemos esperar algo muy enfocado para su uso en ciudad —para lo que fue concebido.

Opel asegura que el Karl ofrecerá un nivel de comodidad superior al de su categoría. Nos encantaría comprobarlo, pero hay un océano de por medio. Sólo queda confiar en que gracias a sistemas como la dirección con modo City, en el que se requiere de menor esfuerzo para mover el volante en maniobras de estacionamiento, y junto al sensor de reversa, el Opel Karl será un urbano sumamente maniobrable.

No se detallaron los precios, pero se confirmó que no cruzará la barrera de los 10,000 euros (171,387 pesos). Su llegada a México está completamente descartada. Desde hace ya algunos años Chevrolet dejó de importar vehículos de Opel, que ahora son traídos a nuestro país de la mano de Buick, con ciertas modificaciones estéticas y mecánicas, y en un portafolio donde el Karl no encontraría un lugar.

En Motorpasión México | Opel Corsa 2015

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios