Compartir
Publicidad
Publicidad

Autos de rango extendido: así se integran varias tecnologías para recargar su batería

Autos de rango extendido: así se integran varias tecnologías para recargar su batería
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En un país como México, donde la infraestructura para dar soporte energético a los coches eléctricos todavía está en desarrollo, los autos de rango extendido se colocan como una buena opción de movilidad. Esto porque fusionan las características de los vehículos con motores de combustión interna, con la autonomía que puede dar un sistema que hace girar las ruedas a través de la electricidad.

De hecho, el documento de Deloitte: ‘México y el futuro de la tecnología automotrizrevela que 15% de los millennials mexicanos estarían dispuestos a comprar uno de estos vehículos en los siguiente cinco años. Esto porque son una generación que está buscando coches impulsados por energías alternativas y no sólo combustibles fósiles.

¿Cuáles son las ventajas de tener un auto de rango extendido? Bueno, justo aquello a lo que su nombre hace referencia: la distancia que pueden recorrer de una sola vez es mayor a la de otros vehículos. Además, genera ahorros en cuestión de combustible y evita que se libere una importante cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera.

Así funcionan los autos de rango extendido

Ba9 Chevrolet Volt

Los sistemas que impulsan a estos coches regularmente incluye baterías de gran densidad, una buena integración del motor electrónico y el de combustión, optimización para un mejor desplazamiento y algunas otras características que dependerán del modelo específico del que se hable.

Por ejemplo, en el Chevrolet Volt, toda la tecnología integrada en el Voltec Propulsion System trabaja en conjunto para incrementar los recorridos eléctricos en un 30%, se economiza combustible en un 11% más y se mejora el desempeño del vehículo.

De manera que, en los autos de rango extendido se puede llegar más lejos, con un uso de la energía mucho más eficiente que en los vehículos de combustión, lo que los hace más amigables con el medio ambiente.

¿Pero cómo funcionan? Para desplazarse, estos vehículos necesitan la unión de dos motores, el de combustión y el eléctrico. Obviamente, ambos deben ser lo suficientemente pequeños y ligeros, pero con potencia para brindar un buen empuje. Ahora, la magia de tener dos fuerzas motrices es que dependiendo de los requerimientos se pueden usar de manera independiente o en conjunto.

Ba5 Chevrolet Volt

Si se tratan de recorridos cortos, a baja velocidad por la ciudad, el motor eléctrico es suficiente; mientra que para trayectos con mayor esfuerzo de torsión podría ser necesario el de combustión. Claro que también cabe la posibilidad de que ambos trabajen acoplados.

Ahora, la batería de los vehículos de rango extendido es mucho más pequeña que la de los eléctricos, pero lo suficientemente grande y poderosa como para permitir al conductor tener una autonomía de hasta 80 km, como ocurre con el Volt. De manera que durante la noche se puede conectar el auto a la corriente por unas horas (7 horas con tomas de 120 V y 4, si son de 240 V) para cargar la batería y obtener el 100% de la energía. Si sólo se recorre la ciudad, prácticamente se podría usar únicamente el modo de auto eléctrico.

Ba11 Chevrolet Volt

Por otro lado, varias tecnologías se unen para tratar de aprovechar mejor las energías de estos autos y convertirla en electricidad para canalizarla a la batería. De manera que el trabajo del motor de combustión y el calor del sistema de frenos se aprovechan para que la pila siempre tenga carga.

Claro que no se llaman autos de rango extendido por nada, entre la carga de la batería y el tanque de gasolina los vehículos de este tipo pueden recorrer distancias bastante largas. El auto que hemos tomado de ejemplo e capaz de tener una autonomía de 676 km (se puede ir de la Ciudad de México a Zacatecas sin hacer una sola parada).

Cambios en la industria automotriz y las políticas públicas

La creciente necesidad de contar con vehículos verdes con fuentes de energía alternativas y más amigables con el medio ambientes es una tendencia imparable. Las nuevas generaciones están dispuestas a pagar un poco más por este tipo de autos y los fabricantes, así como también los gobiernos están conscientes de que tienen que cambiar muchos puntos en torno a la movilidad: desde los propios autos, hasta los incentivos e infraestructura que permitan la viabilidad de su uso.

Hoy no sólo se requieren vehículos útiles y cómodos, sino también amigables con el medio ambiente y con una alta eficiencia de energía que, obviamente, también cuenten con diseños atractivos y una aerodinámica que evite la pérdida de energía de forma innecesaria. Por lo anterior, los autos se están transformando y algunos de ellos están adquiriendo capacidades de rango extendido.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos