Compartir
Publicidad
El Škoda Vision RS Concept anticipa un León electrificado a la sazón checa
Industria

El Škoda Vision RS Concept anticipa un León electrificado a la sazón checa

Publicidad
Publicidad

Škoda es la marca de "bajo perfil" de Grupo Volkswagen, pero no es ningún cero a la izquierda. A lo largo de sus 117 años de trayectoria, la firma originaria de República Checa ha fabricado todo tipo de vehículos, incluidos algunos deportivos de apellido RS. Con el Vision RS Concept, Škoda vuelve a demostrar interés por la velocidad y lo combina con un futuro electrificado.

Si quieres entender el lugar que ocuparía el Škoda Vision RS Concept si fuese un modelo de producción, piensa en un León FR vitaminado por un motor eléctrico. El prototipo de los checos, de hecho, anticipa los rasgos que seguirá la siguiente generación del hatchback compacto de la casa, tanto en versión convencional, como en zapatos deportivos.

Skoda Vision Rs Concept 2

Anticipa un nuevo hatchback compacto en versión normal y de altas prestaciones.

El Vision RS Concept es fiel al anguloso lenguaje de diseño de la marca. Faros, marco de ventanas, cintura, espejos, rines y parachoques recurren a pocas curvas y muchos vértices para dar forma a un hatchback de apariencia agresiva y decorado con elementos de alto nivel, como piezas en fibra de carbono, parrilla y emblemas iluminados, rines de aluminio —de construcción ligera— de 20 pulgadas y manijas que se ocultan automáticamente.

Skoda Vision Rs Concept 5

245 hp para el futuro hot-hatch híbrido

Hace tiempo que híbrido dejó de ser aburrido. El Škoda Vision RS Concept nos muestra el uso de la electricidad como factor ecológico y de altas prestaciones para un vehículo que aprovecha toda la tecnología de Grupo Volkswagen y la convierte en un hot-hatch híbrido enchufable capaz de llegar a 100 km/h en 7.1 segundos.

Skoda Vision Rs Concept 4

Utiliza una transmisión DSG de seis velocidades.

Para generar 245 caballos, utiliza el motor TSI EVO de 1.5 litros de 150 hp, asistido por un motor eléctrico de 75 kW, alimentado por un paquete de baterías de 13 kWh. La marca habla de emisiones de sólo 33 gramos de dióxido de carbono por kilómetro y una autonomía totalmente eléctrica de hasta 70 kilómetros. Recargar las baterías en una estación casera toma sólo 2.5 horas.

Como buen híbrido, el Vision RS Concept cuenta con un selector de modos de manejo para administrar el flujo de energía. Si las circunstancias no se prestan a una conducción ágil, el modo Normal será el ideal; para tráfico pesado, el modo totalmente eléctrico nos permitirá circular sin gastar una sola gota de combustible; en carretera o circuitos, el modo Sport exprime al máximo la capacidad de los propulsores.

Skoda Vision Rs Concept 8

Una cabina minimalista y vegana

Cuando Škoda habla de electrificación, no puede evitar mencionar un futuro ecológico y sustentable. La cabina de su prototipo combina un diseño emocional, con materiales veganos... sin especificar su origen, pero asegurando acabados muy llamativos y elementos altamente tecnológicos.

Skoda Vision Rs Concept 9

El tablero muestra pocos botones y una rica combinación de texturas, que van desde elementos brillantes, hasta piezas en Alcántara con costuras rojas. Al centro hay una pantalla tipo tablet —de efecto flotante— para controlar todas las opciones del sistema de infotenimiento, que ahora suma funciones de conectividad gracias a la introducción de Amazon Alexa Škoda Connect Skill.

El habitáculo del prototipo hace gala de su enfoque hedonista al permitirse eliminar la quinta plaza central y ofrecer asientos individuales para cada pasajero, en configuración 2+2. Con 4.35 metros de largo, Škoda promete buen espacio interior y 430 litros de capacidad en cajuela; al llegar a producción, las dimensiones serán parecidas y la oferta sólo incluirá cabina para cinco pasajeros.

Skoda Vision Rs Concept 20

El Vision RS Concept dibuja el futuro emocional de Škoda

El Škoda Vision RS Concept se exhibirá en el Auto Show de París y se trata sólo de un prototipo que no estará a la venta, aunque más temprano que tarde se convertirá en el siguiente lanzamiento del fabricante checo para el segmento de los hatchbacks compactos, donde actualmente Škoda no ofrece ninguna opción —salvo el Rapid Spaceback, aunque con un enfoque más hacia las vagonetas.

Que el prototipo de la marca haya sido presentado en versión deportiva, anticipa el lanzamiento de una versión de altas prestaciones de este compacto en los próximos años, para atender el nuevo enfoque emocional de la marca y su estrategia de electrificación, como parte del programa ecológico de Grupo Volkswagen a corto plazo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio