Publicidad

Oh là là! Manejamos la gama de Renault previo a su regreso a México
Industria

Oh là là! Manejamos la gama de Renault previo a su regreso a México

Publicidad

Publicidad

Han pasado casi 20 años desde que Renault abandonara México debido al decreto gubernamental que la obligó a cesar operaciones en nuestro país en 1983, pero la familia de clientes de modelos emblemáticos como el Renault Alliance, el pequeño Renault 5 o el Renault 18, así como fanáticos de la marca, han visto atendidas sus plegarias. Louis Schweitzer, CEO de Renault, anunció en Tokio el regreso de la marca a México.

Hasta ahora hay tres modelos confirmados: Scenic, Megane y Clio. Es preciso recordar que tras la reciente alianza con Nissan, los franceses incluso podrían fabricar modelos en nuestro país, y aunque todavía no tenemos información de cuál será, muy probablemente terminará siendo el Clio. Nosotros ya pudimos manejar algunos de estos modelos y te contamos cómo van.

Renault Clio 2002

Renault Clio, el más pequeño de la familia

Este modelo, que llega en su segunda generación (fue lanzando en Europa en 1990), lo hace ya con un rediseño que le brinda una apariencia más fresca. Los faros toman un papel protagonista en el frente y también encontramos una parrilla más moderna con el logotipo de Renault ocupando mayor espacio respecto al modelo antes de facelift.

Clio 2002 Mexico

Utiliza un motor de 1.6 litros de 16 válvulas con 105 hp y transmisión manual de cinco velocidades, aunque se espera que más adelante se introduzca una opción a caja automática de cuatro cambios. La versión manual nos dejó un buen sabor de boca. Se nota esa magia que los franceses tienen para hacer que sus autos sean cómodos sin perder la sensación de deportividad. Llevará frenos ABS y dos bolsas de aire en algunas versiones.

El espacio interior es apto sólo para cuatro adultos y el área para piernas de los pasajeros traseros es algo reducida, como lo es también la cajuela, pero recordemos que estamos ante un auto que se coloca por encima del Chevy actual y que busca un cliente más sofisticado, por lo que será un dolor de cabeza para el Peugeot 206.

Megane Mexico

Renault Megane, el compacto más esperado

Tal vez sea el modelo más esperado por los mexicanos que quieren un sedán compacto de fuerte sabor europeo. Llegará para competir contra el Chevrolet Astra y las propuestas estadounidenses del mercado, como Dodge Neon y Ford Escort. Sin duda, el modelo francés tiene más estilo y algunos elementos de equipamiento que lo separan de sus rivales americanos.

En su prueba de seguridad realizada por Euro NCAP en 1998, este Megane obtuvo cuatro estrellas, digno de aplaudirse para un auto de su segmento. Contará con doble bolsa de aire frontal, frenos ABS y un motor de 148 hp con transmisión manual de cinco velocidades. Los acabados son buenos frente a la competencia y su manejo, al igual que el de Clio, es agradable, sin perder firmeza en la suspensión. El espacio es bueno para cuatro adultos y en la cajuela hay buen lugar para su equipaje. Sólo queda por esperar la estrategia de precios.

Renault Scenic

Renault Scenic, una propuesta familiar

Utiliza como base al Megane y es un monovolumen de apariencia un tanto polémica, sin embargo, su principal atractivo es poder transportar a cinco adultos de forma cómoda con todo y equipaje. Sus asientos son individuales y eso ayuda a lo modulación del interior. Los acabados son de gran calidad y la posición de manejo es alta.

En su búsqueda por competir contra el Chevrolet Zafira, utiliza el mismo motor de 2.0 litros del Megane, pero tuiliza una transmisión automática de cuatro velocidades, con opción a una manual de cinco cambios que le hace mayor justicia al motor.

Renault Scenic 2

Lleva doble bolsa de aire y frenos ABS. En la versión RX4, disponible en otros países, invita a sus dueños a salir del asfalto, ya que recurre a un esquema de suspensión trasera diferente y endurece la delantera para salir al campo. La rueda de refacción se pasa al portón trasero y es más alta. Aún no se sabe si llegará a México.

A tan solo unos meses de la llegada de la marca, las expectativas son altas. Renault goza del amor de los mexicanos y se espera que la red de distribuidores y la estrategia de precios esté a la altura de las exigencias del mercado, para lograr posicionarse como una buena marca de volumen, con todo lo que esto implica.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir