Compartir
Publicidad

Fiat Palio: ¿Tiempo fuera o fuera de tiempo?

Fiat Palio: ¿Tiempo fuera o fuera de tiempo?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Fiat Palio es uno de esos nombres que me hace viajar diez años hacia atrás y recordar cuando el mercado mexicano estaba inundado de modelos desarrollados para mercados emergentes. Este ejemplar pseudoitaliano, junto al Corsa, el Clio, el Pointer y el Fiesta Hatchback constituían el “pan de cada día” en las ventas de vehículos nuevos en México.

Los años pasaron, algunos de estos hatchback desaparecieron, otros se renovaron… y unos tantos más siguen disponibles (¿Ford Fiesta Ikon?), pero hay algo que no ha cambiado: el cliente mexicano sigue apostando por el segmento de los subcompactos. Fiat, consciente de la oportunidad que tiene en este sector, decide traer de vuelta una de sus apuestas más fuertes para Latinoamérica, el Fiat Palio.

¿Italianísimo?

Fiat Palio

El slogan del Fiat Palio es “Italianísimo”, estoy de acuerdo con él, pero a la vez no lo estoy; aquí mi contradicción. Los modelos provenientes de la península italiana son bien conocidos por cuidar cada trazo de su diseño, y el Fiat Palio entiende muy bien ese concepto, pero simplemente no es italiano. Es un producto desarrollado por un fabricante italiano en Brasil y va enfocado a Latinoamérica, de hecho el Fiat Palio no está a la venta en Europa, aunque sí se basa en modelos del otro lado del Atlántico a la hora de hablar de su estética. Al ver las líneas principales, se nota la influencia del Fiat Punto tanto en la parte frontal como en la trasera, también monta las calaveras en los postes y presume faros de líneas redondas en la parte delantera.

Hierático

Fiat Palio Interior
Su interior no es el referente en cuanto a calidad, pero se nota bien armado.

Mi intención no es que tengas que usar un diccionario para leer este artículo, pero no encontré otra palabra que describiera de manera tan precisa lo que transmite el interior del Fiat Palio. Aplicado al diseño del tablero y los materiales con los que está construido, el italiano brasileño en cuestión presume un estilo poco vivo que califica, incluso, como minimalista.

Si el exterior lo acerca un poco a Europa, la calidad de los plásticos del interior lo lleva a un polo completamente opuesto. No encontrarás plásticos suaves ni excelentes terminados, pero, a su favor, se nota bien armado y aguantador para el día a día; además, gracias a su diseño austero, la mayor parte de los mandos están a la mano y hay diferentes huecos para guardar objetos.

Fiat Palio, ni más ni menos: lo justo

Fiat Palio

En cuanto a equipamiento, el Fiat Palio no defrauda, pero tampoco sobresale. Cuenta con todos los elementos de confort de uso cotidiano, como equipo de sonido con compatibilidad para iPod, manos libres, controles de audio al volante, aire acondicionado, reloj digital, cristales, espejos y seguros eléctricos, alarma, rines de 15” y faros de niebla. El apartado de seguridad lo cubre con lo mínimo: dos bolsas de aire y frenos ABS… sólo falta someterlo a las pruebas de impacto de LatinNCAP.

En lo que respecta al espacio interior, el Fiat Palio podría parecer un coche pequeño (mide sólo 3.87 metros) porque en realidad lo es, pero la configuración interna juega a su favor y aprovecha perfectamente las dimensiones del auto sin comprometer el espacio para cabeza; aunque si eres alto, quizá el espacio para piernas no sea tan generoso contigo.

Viejo y confiable, el motor

Fiat Palio

Para moverse, el Fiat Palio recurre a un motor de 4 cilindros de 1.6 litros de la familia E-Torq. Este bloque no es precisamente de lo más reciente en la industria automotriz, pero se ha hecho de buena reputación debido a su confiabilidad en los mercados latinoamericanos donde tiene presencia. Desarrolla 115 caballos de fuerza y 117 libras pie de torque, mismas que son enviadas al eje delantero gracias a una transmisión manual de 5 velocidades.

El conjunto no es una oda a la velocidad, el motor de 1.6 litros cuenta únicamente con un árbol de levas, lo que complica la respiración del motor a altas revoluciones. Según cifras de Fiat, el Palio acelera de 0 a 100 km/h en 9.9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 190 km/h. Dado su enfoque citadino y la carencia de control de estabilidad, te recomendamos no intentar llegar al tope de velocidad en este auto.

¿Su pecado? Hay otras opciones

fiat Palio

Retomando el tema de la introducción, el Fiat Palio hace diez años competía contra modelos desarrollados o fabricados en Brasil; la batalla era pareja. Los tiempos han cambiado y, con un precio de 191 mil pesos, hay muchas opciones tanto desarrolladas para mercados emergentes, como productos globales. Su rival natural es el Volkswagen Gol, sin embargo, la presencia del renovado Ford Fiesta, el Suzuki Swift, el Mazda 2, el VW Polo y el SEAT Ibiza lo dejan en desventaja tecnológica, además su calidad interior es opacada por los buenos terminados del Polo, Fiesta o el Mazda 2.

Confiable, espacioso y ahorrador. El Fiat Palio es un buen producto, si hubiera ofrecido todo esto hace diez años, hubiera sido la mejor opción del segmento. Para triunfar en el mercado actual le hace falta mejorar la calidad de su interior y bajar su precio, o bien, mejorar el equipamiento implementando mayor seguridad y detalles “deslumbrantes” para el cliente mexicano, como quemacocos o un equipo de sonido más poderoso.

Sitio oficial | Fiat Palio En Motorpasión México | ¿Quieres un subcompacto? Que sea seguro, y te lo llevas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos