Publicidad

La importancia del inflado de las llantas

La importancia del inflado de las llantas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Normalmente se piensa que son las llantas las que cargan el peso del vehículo, pero en realidad la presión del aire dentro de ellas es la que soporta todo el peso. Por ello, uno de los factores más importantes en el cuidado de una llanta es la presión de inflado.

Con la presión correcta, las llantas de tu auto durarán más tiempo, ahorrarás gasolina, y te ayudarán a prevenir accidentes proporcionando dirección, tracción y durabilidad confiables.

A simple vista no puedes asegurar que las llantas de tu auto están bajas o desinfladas y los medidores en las gasolineras pueden ser imprecisos. Por ello, deberás tener tu propio medidor (manómetro).

La presión de la llanta debe verificarse periódicamente para asegurar que la influencia del tiempo, los cambios en la temperatura ambiental o una ponchadura pequeña no causen cambios.

El correcto inflado de las llantas
Bibendum, imagen de Michelin.

La presión recomendada se encuentra en el manual del usuario de tu vehículo, en la cara de la llanta o una calcomanía ubicada en el costado de la puerta. Ésta es llamada presión "fría" de inflado, es decir la presión antes de que empieces a conducir algunos kilómetros, o antes de que se eleve la temperatura ambiental o de que el calor del sol la afecte.

Puesto que el aire es un gas, se expande cuando está caliente y se contrae cuando está frío. Esto hace que el otoño y los primeros meses de invierno sean las estaciones más críticas para verificar las presiones de inflado, ya que los días son mas cortos, la temperatura ambiental se vuelve más fría y la presión de inflado de tus llantas disminuye.

No intentes calcular la presión de las llantas sólo con la mirada

La capacidad de carga de las llantas es determinada por el tamaño de las mismas y por la presión de inflado. Llantas grandes y presiones altas proporcionan más capacidad de carga, mientras que llantas más pequeñas y presiones más bajas proporcionan menos capacidad.

Las llantas correctamente infladas reciben el soporte apropiado de la presión de aire contenido para proporcionar una distribución uniforme de carga a través de la pisada. Esto tiene un impacto significativo en el desgaste, la resistencia de rodada y la durabilidad, así como en una rápida y precisa respuesta de manejo.

No es sencillo determinar cuando las llantas se encuentran por debajo de su presión óptima de inflado a simple vista. El aspecto de la llanta por sí sola no confirma la presión. No se pueden utilizar los ojos como medidor de presión de las llantas.

Las llantas correctamente infladas proporcionan buena respuesta y dirección confiable. Las llantas mal infladas requieren más intervención de manejo para iniciar maniobras, son más lentas para responder, están fuera de sincronía durante las transiciones en lugar de moverse al unísono.

La reacción de las llantas traseras es más lenta que la de las llantas delanteras, dando como resultado una sensación de desequilibrio que el conductor percibe inmediatamente.

Importantes consejos

  • Revisa la presión de las llantas (incluyendo la de refacción) al menos una vez por mes o antes de realizar cualquier tipo de viaje.

  • Las llantas deben ser verificadas cuando están frías, es decir, antes de recorrer más de un kilómetro y medio.

  • En caso de que tengas que recorrer una gran distancia para poner aire a tus llantas, mide la presión de inflado en frío de cada una y apúntala.

  • Cuando la temperatura exterior cambia, también lo hace la presión de inflado. Por cada 5ºC que baje la temperatura, la presión de la llanta bajará una libra por pulgada cuadrada (PSI).

  • En clima caliente, las llantas pueden perder hasta dos libras de aire por mes. Tenerlas por debajo de su presión es la principal causa de fallas, así que revísalas regularmente.

  • Nunca desinfles o reduzcas la presión de las llantas cuando estén calientes. Es normal que la presión aumente como resultado del manejo.

  • Asegurate que las válvulas estén equipadas con tapón para mantenerlas libres de polvo y humedad. Instala una válvula nueva siempre que cambies de llanta.

Vía | Comisión Nacional Para el Uso Eficiente de la Energía | Michelin | Circula Seguro Más tips de seguridad víal en Motorpasión México

El correcto inflado de las llantas
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios