Compartir
Publicidad
SEAT Arona, al volante del Ibiza en zancos que quiere causar terror a los demás B-SUV
Pruebas de coches

SEAT Arona, al volante del Ibiza en zancos que quiere causar terror a los demás B-SUV

Publicidad
Publicidad

Las ventas de vehículos nuevos en México han caído 8.9% en lo que va del año. Las marcas necesitan subirse a nuevas tendencias para rozar números negros. Hoy el oro está en el segmento de los SUV, una categoría que el año pasado creció y que en SEAT no han podido ignorar. Así, la firma española irrumpe en el frugal mercado de los B-SUV con el SEAT Arona, un SUV que nace como expansión de la familia Ibiza.

A decir verdad, el Arona nació para sustituir al Ibiza ST —vagoneta— en algunos mercados, pero desde una propuesta mucho más trendy y bien entendida con la versatilidad. En SEAT se dieron cuenta que quienes buscan un vehículo práctico huyen de los autos pequeños, aunque sean vagonetas, pero no ven con malos ojos al SUV. El Arona aprovecha este fenómeno y se estrena como parte de la expansión de la marca hacia el terreno de las camionetas, donde además del Ateca, pronto tendremos noticias del Tarraco.

Seat Arona 2018 Mexico 6

El Arona es un Ibiza alto y no quiere disimularlo

SEAT es consciente de todo lo que ha gustado el Ibiza y quiere que el Arona se cuelgue de ese éxito para abrirse hueco en un mercado tan concurrido como lo es hoy el de los B-SUV. Aprovecha la misma línea de diseño y simplemente la viste con la distribución de elementos propia de un SUV, junto a un amplio abanico de opciones de personalización gracias a la posibilidad de elegir el color del techo en un tono distinto al de la carrocería —en la versión Xcellence. Se suman rines bitono de 17 pulgadas, una paleta de pinturas para todos los gustos y la llamativa iluminación LED de la casa, y el Arona termina viéndose justo como el público quiere que se vea.

Seat Arona 2018 Mexico 10

La distancia entre ejes es prácticamente la misma que Ibiza, pero gana cerca de 50 litros de cajuela.

Las dimensiones también cambian en favor de las proporciones de un SUV. Es 8 cm más largo que un Ibiza y los 11 cm extra a lo alto están mejor reflejados en la altura de la carrocería que en la distancia respecto al suelo. Aunque el Arona seguramente saldrá mejor librado de topes, baches y charcos, desde el puesto de conducción apenas se siente más elevado que un Ibiza.

La distancia entre ejes se mantiene prácticamente intacta y eso se refleja en la cantidad de espacio en la cabina. El Arona sufre de las restricciones propias de un subcompacto en espacio para hombros, aunque sale con nota sobresaliente en espacio para cabeza y hay suficiente lugar para piernas. Un quinto pasajero irá apretado. Donde mejor se aprovecha el estiramiento general es en el volumen de carga, que es de 400 litros, incluye un doble fondo y es acceso bajo y boca ancha.

Seat Arona 2018 Mexico 13 Todas las versiones disponibles en México llevan transmisión automática Tiptronic de seis velocidades.

Hay sorpresas al hablar de equipamiento

Si el exterior logra pintar su raya respecto a los trazos del Ibiza, el interior simplemente se dio por vencido. Y eso no es malo. El diseño es amigable con el usuario y a la vez resulta atractivo. Una pieza del tablero puede solicitarse en varios colores —en el Arona que condujimos es blanca— y recorre la cabina de extremo a extremo, incluso continúa en los paneles de las puertas, lo que contribuye a un efecto visual de amplitud.

La ergonomía también es buena. Salvo la posición del descansabrazos central —muy bajo—, la distribución de botones es correcta y encontrar la posición de manejo adecuada resulta sencillo. El volante goza de la buena integración con las funciones del vehículo que encontramos en todo Grupo Volkswagen, y a pesar de que la pantalla del cuadro de instrumentos es monocromática, sus menús son muy completos.

Seat Arona 2018 Mexico 14

El Arona Xcellence incluye estacionamiento automatizado, monitoreo de punto ciego y pantalla de 8".

Quizá un tema que nos dejó con ganas de más fueron los acabados. La calidad general nos parece buena, pero no hay superficies acolchadas —salvo los reposabrazos de las puertas y los paneles de tela. Todos los materiales son igual de rígidos que en el Ibiza. La pantalla táctil de 8 pulgadas, que viene de serie con la versión Xcellence, realza mucho la sensación de calidad por su buen tamaño, tacto y resolución.

La mayor fortaleza de este tope de gama se encuentra justamente en el equipamiento. Tenemos climatizador automático de doble zona, un avanzado sistema de infotenimiento que además ya es compatible con Android Auto y CarPlay, espejo retrovisor electrocromático, llave inteligente, control de velocidad crucero, faros full LED, cámara de reversa, sensores de proximidad, monitoreo de punto ciego e incluso un sistema de estacionamiento automatizado, a través del cual el volante se controla de manera autónoma y el conductor recibe instrucciones de cuándo utilizar acelerador y freno.

Seat Arona 2018 Mexico 7

El Arona se conduce como un SUV y eso es buena noticia

El SEAT Arona utiliza la misma plataforma MQB A0 del Ibiza —y del nuevo Polo. Si en algún momento lo calificaste como un Ibiza alto, tuviste razón en hacerlo, porque los componentes mecánicos son compartidos con el hatchback de la casa y, aunque el centro de gravedad es más elevado, los ingenieros consiguieron que la conducción del Arona sea prácticamente igual a la del Ibiza.

Seat Arona 2018 Mexico 4

De semáforo a semáforo, sus 110 hp bastan. En carretera, ir arriba de 100 km/h requiere paciencia.

La amortiguación es suave y de recorrido corto, de manera que hay suficiente rigidez para obtener un paso por curva confiado. La dirección es precisa, pero peca de blanda a altas velocidades; el endurecimiento progresivo podría hacerse notar más en favor de una mayor sensación de control. Aun así, el Arona es un SUV fácil de conducir. No se presenta un substraje que espante y, en general, se siente ligero y va hacia donde apuntas.

De toda su configuración mecánica, el motor es lo menos sobresaliente. Mientras en un rango de 350,000 pesos encontramos modelos con propulsores de hasta 150 hp, el Arona se queda modesto con sólo 110 hp, provenientes de un motor atmosférico de 1.6 litros compartido con Ibiza —y similar a Volkswagen Vento. La ventaja de la veteranía de este propulsor es que SEAT ha conseguido perfeccionar su emparejamiento con la transmisión automática Tiptronic de seis velocidades.

Seat Arona 2018 Mexico

SEAT no descarta incorporar el motor TSI de 1.0 litro en el futuro para alguna nueva versión. (FR, cof.. cof...).

Nuestra prueba de manejo se realizó al nivel del mar y la respuesta bajo estas condiciones es adecuada. El par motor no sobra, pero basta para movimientos entre semáforos; en carretera cumple, sin embargo, requiere paciencia para rebases o continuar ganando velocidad ya por encima de 100 km/h. Partiendo desde cero, llegar a tal velocidad le toma 10.7 segundos, de acuerdo con la cifra oficial divulgada por el fabricante.

En Europa, el SEAT Arona utiliza un motor turbo de tres cilindros con desplazamiento de 1.0 litro, potencia de 115 hp y par de 148 lb-pie. Ofrece mejores prestaciones y un menor consumo de combustible, sin embargo, ha quedado fuera de la oferta de este producto en México. La marca no cierra la puerta al lanzamiento de una versión con este propulsor en el futuro. De concretarse, lo haría para la versión FR y con una etiqueta por encima de 380,000 pesos.

Seat Arona 2018 Mexico 3

El SEAT Arona es un SUV equilibrado que entiende a sus clientes a la perfección

El SEAT Arona llega para complicar las cosas en el segmento B-SUV. No es malo en nada y sobresale en algunos puntos que el consumidor mexicano toma muy en cuenta, como lo son el diseño, la tecnología y el equipamiento. Por 350,000 pesos, el Arona Xcellence califica como un producto interesante: ofrece un nivel de calidad correcto, un espacio interior adecuado y, aunque queda apretado en potencia, lo justifica con una carga tecnológica difícil de encontrar a ese precio. SEAT entiende que el cliente objetivo de Arona prefiere sacrificar un puñado de caballos de fuerza en favor de un buen sistema de infotenimiento, monitoreo de punto ciego y hasta estacionamiento automatizado.

Seat Arona 2018 Mexico 9
El motor de 1.6 litros cumple en ciudad. El Arona compensa los hp que sí tienen sus rivales con equipamiento que no encontramos en otros modelos del segmento.

Para México, la gama queda compuesta por tres versiones con una estrategia de precios muy atractiva. El modelo de acceso a la gama, el Arona Reference, se coloca justo en el límite de los 300,000 pesos e incluye toda la carga de seguridad y transmisión automática. A este nivel, incluso con un motor de 110 hp le será sencillo plantar cara a Suzuki Vitara, Hyundai Creta, Chevrolet Trax, KIA Soul y Nissan Kicks.

El Arona Style, intermedio de la gama, recibe una dosis extra de equipamiento, como rines de aluminio de 17 pulgadas, bloqueo electrónico de diferencial y sensores de reversa, sin embargo, la verdadera sorpresa de la gama es el Arona Xcellence por su equilibrio entre equipamiento, tecnología, calidad y precio… a costa de un motor más moderno.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio