Compartir
Publicidad

Memminger Roadster 2.7, el Vocho con el que todos soñamos

Memminger Roadster 2.7, el Vocho con el que todos soñamos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Últimamente has surgido nuevos rumores sobre el regreso del mítico Vocho, y aunque nos encantaría que esto sucediera, no dejan de ser rumores que la verdad no creemos que se vuelvan realidad. Sin embargo, esto no quiere decir que no haya muchos Vochos todavía en las calles del mundo, y que haya gente que se dedique a restaurarlos o a hacer algo completamente nuevo sin perder la esencia del auto, como este Memminger Roadster 2.7 que, aunque por el momento es sólo un concepto, bien podría llegar a producción, aunque extremadamente limitada.

Memminger es una compañía alemana que se dedica a restaurar modelos antiguos del VW Sedán, o Beetle como lo conocen en el resto del mundo. Es básicamente lo mismo que Singer es para el Porsche 911, pero para el Beetle. La compañía comenzó operaciones en 1992 y ha tenido tanto éxito que han decidido hacer su propia interpretación del mítico auto, y el resultado es sorprendente. El Memminger Roadster 2.7 está basado en un Beetle antiguo, pero muy poco tiene que ver con el auto original.

Memminger Roadster

Para empezar, se aumentó la distancia entre ejes, se redujo el largo total y se hizo más ancho. Todo esto para darle mejor estabilidad y ayudarle al motor cuatro cilindros opuestos de 2.7 litros a entrar detrás de los asientos ya que este auto es de motor central. Se cambiaron los frenos por unos de disco provenientes de un 911 antiguo, se modificó la suspensión y cuenta con rines de 18 pulgadas para poder utilizar llantas más anchas. El peso total del vehículo es de 800 kilos que junto a los 210 caballos de fuerza y 182 lb-ft de torque deberán ser más que suficientes para hacer un auto sumamente divertido.

Se tuvo que sacrificar algo de equipamiento para poder mantener el peso lo más bajo posible. No cuenta con sistema de entretenimiento y los medidores son análogos y bastante sencillos. Queda claro que este es un auto que busca entregar una experiencia de manejo única, sacrificando todas las amenidades para lograrlo. No hay cifras oficiales de desempeño, pero no deberá tener problemas para alcanzar los 200 km/h, que aunque para muchos puede no parecer tanto, hay que recordar que el Beetle original apenas podía superar los 100 km/h.

No hay precio para este Memminger Roadster todavía ya que sólo es un prototipo, pero la marca ha dicho que si hay suficiente interés podría fabricar 20 unidades. Sus restauraciones cuestan miles de dólares, por lo que no sería extraño que el precio de este auto llegue a las seis cifras. De todos modos, seguramente habrá 20 personas en el mundo que quieran uno y lo puedan pagar, por lo que será cuestión de tiempo para que comience su producción.

En Motorpasión México | Volkswagen estudia la posibilidad de una pick-up mediana para EE.UU. con la Atlas Tanoak Concept

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos