Publicidad

Genesis New York Concept. ¡Cuidado, BMW, ahí vienen los coreanos!

Genesis New York Concept. ¡Cuidado, BMW, ahí vienen los coreanos!
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Sí, leíste bien. Este prototipo de la división de lujo de Hyundai vino al mundo con dos misiones. La primera es mostrarnos el rumbo que seguirá el lenguaje de diseño de Genesis; la segunda, hacer ruido en el techo donde viven las marcas premium alemanas. ¿Te imaginas un BMW Serie 3 al estilo coreano? Pues el Genesis New York Concept nos propone uno.

Lo primero por lo que BMW, Audi o Mercedes han de temer, es por el tremendo salto que han dado los coreanos en materia de diseño. Es un tema subjetivo, sí, pero el Genesis New York es muy atractivo. Sus líneas son afiladas y muy deportivas. Si ves aquí un Aston Martin, quiere decir que la marca lo está haciendo muy bien... o al menos le están copiando a la marca correcta.

Genesis Ny Concept

Puertas adentro, el Genesis New York Concept no es menos sugerente. El tablero es muy futurista y lejano de la producción, pero propone una interesante pantalla flotante de 21 pulgadas, desde la que se pueden controlar funciones multimedia e instrumentos de conducción. La pantalla es fabricada por LG, ofrece tecnología 4K, y es capaz de reconocer diferentes comandos táctiles, escritura a mano e incluso gestos. Además, es 100% personalizable.

A nivel mecánico, Genesis ha sido muy discreta. En su comunicado no dicen más que las especificaciones del motor. El prototipo es impulsado por un bloque de 2.0 litros GDi que, en conjunto con un (o más, no sabemos) motor(es) eléctrico(s), desarrolla una potencia de 245 caballos de fuerza y 260 lb-pie de torque. Todo se controla gracias a una transmisión automática de ocho velocidades.

¿Lo veremos pronto en las calles? No. El Genesis New York Concept nos cuenta qué hay en el estudio de diseño de la marca, y sirve de escaparate tecnológico para anticipar lo que le depara el futuro a la industria. De lo que no cabe duda, es que en algún momento se materializará en un sedán que, por dimensiones, prestaciones y diseño, podría hacer temblar a modelos tan bien colocados como el BMW Serie 3.

En Motorpasión México | Genesis G90, el auto del que no quieren saber Mercedes-Benz y BMW

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios