Compartir
Publicidad

Gran Premio de Inglaterra 2014: ¡Carrerón!

Gran Premio de Inglaterra 2014: ¡Carrerón!
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si por algún motivo alguien se perdió el Gran Premio británico este domingo, que lástima ¡Fue un carrerón! No llovió como en la calificación, pero ni falta que hizo porque la pista de Silverstone tiene esa magia de los viejos circuitos que propicia grandes batallas. El Gran Premio lo ganó Lewis Hamilton, pero la carrera la dieron Fernando Alonso y Sebastian Vettel.

Las emociones llegaron tan pronto como en la primera vuelta. Tras una largada limpia de Nico Rosberg, quien hizo valer su "pole position", Hamilton empezó su remontada apenas se apagaron las luces rojas y de inmediato ganó posiciones, lo mismo que intentaron hacer los autos de Williams y Ferrari, que arrancaron más atrás, pero Kimi Raikkonen tuvo un despiste y al regresar al trazado perdió el control de la parte trasera de su auto y se impactó violentamente contra una barrera de contención, y en el trámite de la desafortunada maniobra se llevó a un Felipe Massa que milagrosamente evitó un contacto mayor con el desbocado Ferrari de Raikkonen.

Ese accidente causó la entrada del safety car en la primera vuelta e inmediatamente después una bandera roja que detuvo la acción porque la pista necesitaba reparaciones. Afortunadamente Raikkonen sólo sufrió un golpe en el tobillo derecho en un impacto de 47 Gs, hecho que ratifica lo seguros que son los actuales monoplazas de la Fórmula Uno.

Casi una hora después se reinició la carrera y Rosberg se plantó cómodamente en su primer lugar. Le seguían Sebastian Vettel y los McLaren de Button y Magnussen, a quienes rápidamente se quitó de encima Hamilton, que se iba con todo a pelearle el triunfo a su coequipero y único rival real en la lucha por el campeonato de pilotos.

Otro que estaba en plan grande era el Finlandés de Williams, Valteri Bottas, quien realizó grandes rebases en su ascenso hasta el segundo lugar del podio que finalmente conseguiría. La primera detención en pits para el líder (Rosberg) llegó al cierre de la vuelta 18, y aunque Hamilton tomó momentáneamente el liderato, Rosberg lo recuperó cuando el británico paró también.

Todo apuntaba hacia otro triunfo fácil de Nico Rosberg, pero un problema con su transmisión lo obligó a retirarse de la carrera en la vuelta 30, lo que le dejó el camino libre a Hamilton para ganar en su casa y de paso recortar la diferencia en el campeonato a tan sólo 4 puntos, 165 de Rosberg por 161 de Hamilton; lejos, con 98 puntos está el nuevo australiano de Red Bull, Daniel Ricciardo.

Con Hamilton a sus anchas en la punta, muy lejos del segundo (Bottas) y del tercero (Ricciardo), la atención se centró en el duelo por el quinto lugar entre Fernando Alonso y Sebastian Vettel. Primero Alonso le hizo un rebase de esos de antología a Vettel en la curva Copse, a la que llegan a 300 kilómetros por hora, con un auto inferior y unos neumáticos más desgastados, simplemente sensacional el español, manejando muy por arriba del nivel de su Ferrari.

Pero Vettel es el campeón y no se iba a quedar de brazos cruzados, ni con la boca cerrada, porque no dejó de quejarse por el radio de que en su opinión Alonso excedía los límites de la pista en su afán por defender la posición. Como sea, fueron grandes vueltas de lucha entre 2 campeones, de esas que se recuerdan por mucho tiempo y le dan sentido a este deporte, rueda a rueda a 300 kilómetros por hora en curvas muy veloces. Finalmente la lucha la ganó Vettel, algo lógico al contar con un auto claramente superior y por el desgaste de las llantas de Alonso, quien sin embargo dio una cátedra de manejo y demostró porque muchos lo consideran el mejor piloto de la Fórmula Uno actual, sea o no el campeón.

Al final los 10 primeros lugares fueron: Hamilton (Mercedes), Bottas (Williams), Ricciardo (Red Bull), Button (McLaren), Vettel (Red Bull), Alonso (Ferrari), Magnussen (McLaren), Kvyat (Toro Rosso) y Vergne (Toro Rosso). Mercedes-AMG se afianza en el campeonato de constructores con 326 puntos, en segundo lugar está Red Bull con 168 unidades y en tercer puesto Ferrari con apenas 106 puntos y seguido muy de cerca por Williams que tiene 103 unidades.

La próxima fecha del Mundial de Fórmula Uno es el Gran Premio de Alemania, dentro de un par de semanas.

Mexicanos sin suerte

Grande como fue este Gran Premio británico, para los 2 pilotos mexicanos fue una carrera para el olvido. Checo Pérez tuvo un mal arranque por un problema con el embrague de su Force India, perdió posiciones y apenas llegando a la curva uno el francés Jean Eric Vergne le pegó por atrás con su Toro Rosso y lo sacó de la pista, ahí básicamente se arruinó su carrera y terminó en el puesto número 11 a una vuelta de los líderes.

Esteban Gutiérrez hacía una carrera decente pero se encontró con Pastor Maldonado en una curva y tuvieron un contacto que obligó el retiro del mexicano de Sauber. A priori pareció que Gutiérrez tuvo mayor responsabilidad, pero después Esteban declaró que Maldonado cambió su trayectoria en la frenada, lo que está prohibido. Los comisarios de pista determinaron investigar el incidente después de la carrera.

En Motorpasión México Fórmula Uno: Previo Gran Premio de Inglaterra

Foto Planet F1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio