Publicidad

10 Años sin nuestro querido Vocho

10 Años sin nuestro querido Vocho
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Miércoles 30 de Julio de 2003, es una fecha para recordar.

Ese día Volkswagen de México dio por finalizada la producción del Tipo 1, después de 70 años. Ningún vehículo en la historia, se había convertido en un ícono similar dentro de la industria automotriz y la cultura popular de tan distintos puntos del orbe.

México lo adoptó como hijo pródigo y hasta ese momento se habían fabricado más de 21 millones de vochos. Además, se estimaba que 1,650,000 circulaban por las calles de México; la gran mayoría de ellos pintados de color verde y dando servicio de taxi en la Ciudad de México.

Para 2003, sólo México producía escarabajos, y la fiebre de la Vochomanía, antes que desaparecer, se fortaleció.

Cesa la producción, pero nace la leyenda del Vocho

La noticia cayó como bomba, pero era algo que ya se veía venir. “Las verdaderas estrellas saben cuándo es tiempo de retirarse y es bien sabido que el público también; este es el mismo caso con el Sedán” declaró Jens Neumann, entonces responsable de Volkswagen para Norteamérica.

Diez años sin el Vocho

La mayoría de los expertos coinciden en que ese fue el tiempo justo en el que nuestro querido vocho debía decir adiós, de lo contrario corría el riesgo de seguir los pasos de tantas estrellas que buscan revivir viejas glorias, y lejos de obtener triunfos, acumulan derrotas.

No se permitiría un destino tal para un auto de tales magnitudes. Su producción masiva era ya toda una hazaña si tomamos en cuenta que en el año 1977 en Estados Unidos, las autoridades decretaron que el vocho no era un auto adecuado para circular por sus calles, debido a que su motor trasero enfriado por aire no se ajustaba a los estándares de seguridad y emisiones.

A 10 años de distancia las cosas han cambiado. Los taxis de la Ciudad de México son otros. Más grandes, de cuatro puertas, más cómodos y –teóricamente- menos contaminantes.

Un vocho-taxi de la Ciudad de México

Son muy pocos, casi inexistentes los vochitos que aún continúan brindado servicio de transporte público.

Como viejos guerreros indomables, algunos Sedanes recorren las calles de nuestro México, levantando pasaje y dejando escuchar el inconfundible ruido de las punterías de sus cansados motores 1600.

Pero son muy pocos. La mayoría de aquellos vocho-taxis fueron presas de programas de chatarrización, porque de acuerdo a las autoridades eran unidades altamente contaminantes. Otros corrieron mejor suerte y hoy son propiedad de coleccionistas.

Sedan Última Edición en color azul

No obstante, el cese de la producción del bien llamado “Auto del Siglo”, lejos de perjudicar vino a beneficiar a ciertos sectores como el de los coleccionistas.

En México se tiene registro de más de 90 clubes que rinden culto al legendario Volkswagen Sedan

Lejos han quedado los tiempos en que el vocho era el auto más económico y accesible. Hoy en día, los ejemplares clásicos ya se cotizan en miles de pesos y son muy buscados y apreciados. Y no se diga el Sedan “Última Edición”, con el que Volkswagen dio por terminada la producción de su fiel vehículo.

Sedan Última Edición

Sea un Split Window anterior a 1950, un Oval Window 1953 o incluso un modelo 2000 con motor Fuel Injection, el vochito sigue provocando sonrisas y admiración.

El vochito es un auto atemporal, que cautivó y sigue cautivando a millones en todo el mundo. Hay clubes de aficionados por todos lados. Simplemente en México tenemos registro de más de 90 clubes que rinden culto a la creación de Her Doktor-Doktor Ferdinand Porsche.

Este texto busca rendir un merecido homenaje a este auto que hace exactamente 10 años dejó de producirse y que hoy nos sigue fascinando, porque a final de cuentas: todos aprendimos a manejar en un vocho.

8 Datos insólitos del vocho

1. Los autos prototipo construidos por Porsche, recorrieron una distancia de 1,367,650 Km., en una época en que los Ford, por ejemplo, apenas podían transitar 32,180 Km.

2. Los pilotos de pruebas fueron 200 soldados de la SS, quienes sin ninguna contemplación martirizaron los autos para encontrar la más mínima falla.

3. Hitler designó a Robert Ley caudillo del movimiento nazi Kdf, que significa Kraft durch Freude, es decir, Fuerza por medio de la Alegría. Con base en esta aprobación, Ley recibió instrucciones de que construyera una planta para la producción del nuevo auto del pueblo alemán. De esta forma, se inició una corporación y el financiamiento inicial provino de la Tesorería Oficial de Ley. Ese fue el movimiento por el cual, los primeros escarabajos fueron bautizados como Kdf-Wagen, nombre que horrorizó tanto a Porsche como a su hijo ferry. Por otro lado, el término de Volkswagen llevaba implícito el concepto de un auto muy barato.

Línea de producción del VW Sedan en Wolfsburg
Línea de producción del VW Sedan en Wolfsburg

4. En 1938, la Escuela de Aprendices de Porsche construyó cinco modelos a escala 1:12.5 del Kdf-Wagen para obsequiar. El primero de ellos fue obviamente para Hitler, el segundo para Porsche, y el tercero para el doctor Robert Bosch.

5. Cuando el medallón dividido (Split Windows) se sustituyó con uno en forma de óvalo de una sola pieza (Oval Window), Volkswagen ofrecía un paquete para transformar los nuevos autos, y equiparlos con la antigua pieza para convertirlo otra vez en Split Window.

6. El escarabajo tenía una carrocería notablemente resistente al agua y a la filtración de aire, y exhibió algunos cruces de mar muy valientes. Por ejemplo, un auto capitaneado por Malcolm Buchanan, realizó la travesía desde la Isla del Hombre hasta Inglaterra. Sin embargo, se quedó sin combustible aún lejos de su objetivo, pero fue llevado hasta la costa por un viento favorable.

Cartel publicitario del VW Sedan

7. En 1950 se inauguraba la primera línea de ensamblaje del Vocho fuera de Alemania, en Irlanda. En realidad, la primera meta de VW era Inglaterra, pero ningún empresario de ese país quiso arriesgarse en la inversión. Finalmente, el irlandés Denis Connolly aceptó el reto, y se hizo multimillonario en apenas dos años.

8. En 1950, Volkswagen realizó una serie de pruebas con un sedan con motor a diesel. Falto de potencia, haciendo un ruido infernal, y el hecho de que primero había que calentar el auto, antes de que pudiera moverse, echaron a perder el plan de una posible producción en serie.

Sitio oficial de Volkswagen Más del querido Vocho en Motorpasión México.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios