Los autos eléctricos no se están vendiendo como se esperaba, y VW reacciona rápido: invertirá millones en motores de combustión

Los autos eléctricos no se están vendiendo como se esperaba, y VW reacciona rápido: invertirá millones en motores de combustión
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

No es un secreto que la transición hacia los vehículos 100% eléctricos no está resultando como algunos fabricantes automotrices lo habían proyectado, de hecho, varios ya han recalculado sus objetivos de convertirse en marcas de coches completamente eléctricos. Volkswagen no fue la excepción. El año pasado, la firma alemana estimó que los vehículos eléctricos representarían hasta el 80% de las ventas anuales en Europa para finales de la década, sin embargo, la mala recepción de los modelos de su familia ID ha llevado a VW a revisar su estrategia.

VW2

De acuerdo con Automotive News, en un evento celebrado por Reuters en Munich, Alemania, Arno Antlitz, director financiero y director de operaciones del Grupo Volkswagen, declaró que de los 196,000 millones de dólares, reservados en 2023 principalmente para vehículos eléctricos de próxima generación, la marca alemana utilizará ahora un tercio de ese presupuesto para continuar con el desarrollo de motores de combustión interna.

Lo que significa que la compañía pretende gastar aproximadamente 65,000 millones de dólares para "mantener competitivos nuestros coches de combustión". El director financiero y el director de operaciones añadieron que "el futuro es eléctrico, pero el pasado no ha terminado. Es un tercero y seguirá siendo un tercio". Lo anterior representa una marcada desviación del plan anterior anunciado a finales de 2022, de fabricar y vender únicamente coches eléctricos en Europa a partir de 2033.

VW3

Está claro que cada vez más empresas automotrices están reevaluando sus estrategias con los vehículos eléctricos, ya que la gente, de momento, no está dispuesta a abandonar sus autos con motores de combustión interna.

Los fabricantes de automóviles se encuentran en una situación difícil porque las regulaciones sobre emisiones se están volviendo cada vez más estrictas, lo que requiere inversiones para hacer que los motores de gasolina funcionen de manera más limpia. Al mismo tiempo, la ofensiva eléctrica de China es motivo de preocupación para los actores globales.

Temas
Inicio