Compartir
Publicidad
Probamos el Toyota RAV4 Adventure a los pies del Pico de Orizaba: ¡Un reto off-road a 4,200 msnm!
Industria

Probamos el Toyota RAV4 Adventure a los pies del Pico de Orizaba: ¡Un reto off-road a 4,200 msnm!

Publicidad
Publicidad

Anteriormente ya habíamos mencionado las características que ofrece la nueva generación de Toyota RAV4 2019, sí, esta quinta generación que sorprendió a muchos con los cambios que tuvo, no solo estéticos, sino en equipamiento; sin embargo, se trata de un modelo que además de ser el ideal para los trayectos citadinos, nos demostró en esta prueba que es capaz de enfrentarse a los caminos rudos.

Ahora, más allá de enfocarnos a la comodidad y trayectos donde la suspensión y los modos de manejo se mantienen en su zona de confort, nos fuimos de ruta nada más y nada menos que a las faldas de la montaña más grande de México: El Pico de Orizaba.

Toyota Rav4 Adventure

Y me refiero “a las faldas” pero hasta donde llegamos la altura ya es de 4,200 metros sobre el nivel del mar, 2,200 más que la que tenemos en Ciudad de México y donde además de sufrir el famoso mal de montaña, los vehículos llegan a perder cierta potencia, sin embargo, cuando se trata de un vehículo con capacidades como la tracción AWD, esos detalles pasan a un segundo plano.

Dominando el camino

Una de las peculiaridades de este modelo, es que cuenta con modos de manejo que te permiten disfrutar de cualquier camino, son: ECO/Sport/Normal/Arena/Roca/Nieve y tuvimos oportunidad de probarlos todos, especialmente los que nos fueron de gran ayuda cuando el asfalto terminó e inició la terracería.

Un punto que vale la pena aclarar es que cuando cambias de un modo a otro por medio de la perilla que se encuentra del lado derecho del conductor, además de modificarse el panel de información, la fuerza del torque de 179 libras-pie se distribuye tanto en el eje delantero, como trasero, dependiendo de las dificultades del camino y de qué tanto se requiera en cada uno de los neumáticos.

Toyota Rav4 Adventure

El primero en entrar en acción fue el modo arena, donde su función fue permitir que este SUV no sufriera de atascos distribuyendo la fuerza en el eje trasero.

Sin duda el manejo offroad tiene su chiste, pues además de que el vehículo cuenta con la tecnología para permitirse entrar a este tipo de terrenos, el piloto necesita de ciertas técnicas para poder ascender o descender de la mejor forma.

Toyota Rav4 Adventure

Posteriormente pasamos al modo nieve, que, si bien no estábamos literalmente en hielo, el instructor dio la orden de utilizar este modo ya que, coloquialmente hablando, limita de cierta forma la potencia y la fuerza en los ejes, para tener un manejo un tanto más controlado.

Finalmente, pasamos al modo roca, el cual como su nombre lo dice, es perfecto para enfrentar caminos donde los obstáculos principales son las piedras y donde la posibilidad de atasco es mayor; aquí todo el poder se reparte de manera equitativa, es decir, sobre todo en una situación de ascenso, lo que se requiere es que tanto el eje delantero como el trasero trabajen en conjunto.

Toyota Rav4 Adventure

Para llevar a cabo todas estas actividades, además de elegir bien el modo de manejo, fue necesario modificar el nivel de aire de los neumáticos para tener mayor adherencia, la presión adecuada para ese momento es diferente a la que se maneja cotidianamente, por lo que si sales de ruta off-road, considera este detalle.

Suspensión

Claramente la suspensión toma un papel sumamente importante, cuando viajamos en carretera difícilmente percibimos qué tan amigable es, en esta prueba comprobamos que, al tratarse de una suspensión independiente, el trato hacia los ocupantes es amable cuando de caminos complicados se trata.

Toyota Rav4 Adventure

La suavidad con la que te permite sortear cualquier obstáculo es muy agradable, y es que no solo obtienes esa sensación cuando estas en terrecería, basta con andas por las avenidas de la Ciudad de México para comprobar la comodidad que ofrece dicha suspensión.

¿Vale la pena tener una RAV4 AWD?

Si, y definitivamente si, siempre y cuando aproveches las bondades que te ofrece la tracción AWD; si te gusta vivir aventuras de vez en cuando, pero también disfrutas de el día a día en un SUV cómodo, con un nivel de equipamiento muy completo, las versiones XLE, Adventure y Limited sería la opción ideal, que son las variantes que cuentan con el mode ‘aventura’ , ya que si prefieres únicamente los trayectos en ciudad y carretera, la versión de entrada LE y RAV4 Híbrida son tu mejor opción.

Fotografía| Estefanía Trujillo| Toyota México

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio