Publicidad

Los esports son más que sólo videojuegos: el deporte motor los ha convertido hasta en negocio
Cine, TV y juegos

Los esports son más que sólo videojuegos: el deporte motor los ha convertido hasta en negocio

En ocasiones pasadas hemos hablado de cómo los videojuegos o simuladores nos pueden ayudar a mejorar algunas habilidades tanto en la vida cotidiana como tras el volante. Por algo hay títulos como iRacing, Gran Turismo o Asseto Corsa que replican con mucha fidelidad a la realidad hasta el punto en que pilotos profesionales los usan para perfeccionar sus habilidades tras el volante en la vida real. Además durante la cuarentena que hemos estado viviendo, hemos visto cómo se han convertido en un negocio con potencial de equiparar a los eventos oficiales en el mundo real.

Fórmula 1, Indycar, NASCAR y mucho más

Desde hace tiempo los esports ya habían comenzado a crecer a un ritmo alarmante con títulos de todo tipo, coberturas que crecían cada año y premios más grandes para los ganadores de los campeonatos más importantes del mundo. Esto llamó la atención de empresas y organizaciones de todo tipo a tal grado que muchas marcas externas al mundo de los videojuegos comenzaron a buscar ser patrocinadores de ligas o equipos oficiales.

Captura De Pantalla 2020 04 15 A La S 13 37 14

La Fórmula 1 lanzó su liga profesional de esports en 2017 y durante estos últimos años hemos visto a los mejores pilotos del mundo virtual batirse en distintos eventos mientras representan a los equipos de la parrilla actual. Este campeonato se lleva a cabo en el juego oficial de la Fórmula 1 desarrollado por Codemasters.

Este título se ha pulido con cada edición para acercarse más a ser un simulador con una cantidad enorme de parámetros a configurar que de verdad tienen efecto sobre el comportamiento de los autos. Como tal estos juegos aún tienen ciertos elementos de juegos más casuales para poder llegar a una audiencia más amplia, pero eso no significa que hay que ser un profesional para dominarlo como lo hacen los participantes de la F1 Esports Series.

ThumN

Tras los sucesos de la pandemia del coronavirus y la cancelación de eventos públicos que claramente también afectaron al deporte motor, las categorías más importantes y algunas empresas externas empezaron a buscar una manera de mantenerse activas para no perder tantas ganancias y también para buscar una nueva forma de acercarse a las nuevas audiencias y mostrar a las que ya tenían que siempre hay una alternativa.

El mejor ejemplo son Veloce Esports y la Fórmula 1. Veloce Esports es una organización de gamers profesionales que compite en distintos juegos, incluyendo varios títulos de carreras ya que su fundador es Jean Eric Vergne, bicampeón de la Fórmula E y ex piloto de Fórmula 1 con Toro Rosso. Veloce logró hacer que pilotos en activo como Lando Norris de McLaren F1, Stoffel Vandoorne de Mercedes-AMG en Fórmula E, Esteban Gutierrez (piloto de pruebas de Mercedes-AMG F1), entre otros pilotos de F2, F3, y más, se reunieran para disputar un Gran Premio virtual.

El impacto de esto fue suficiente para juntar a más de 500,000 personas durante las carreras que han organizado en las últimas semanas, hablamos de un número mayor de personas que las que llegan a ir a un Gran Premio en el mundo real. Gracias a ello la misma Fórmula 1 comenzó a organizar sus propias carreras en las que han participado, Charles Leclerc, Alexander Albon, Jenson Button, Nicolas Latifi, entre otros pilotos en activo o retirados.

NASCAR y la Indycar también ya hicieron lo propio con iRacing e incluso transmitiendo las carreras virtuales en los canales de televisión donde normalmente veríamos los eventos verdaderos.

Más allá de entretenimiento, un negocio enorme

Con estas medidas no sólo los campeonatos se mantienen vigentes al generar encabezados y hacerse más compatibles con audiencias nuevas, también logran elevar la popularidad de los pilotos que participan ellas. Además el tener audiencias más grandes que el número de asistentes que van a los eventos, se pueden elevar las ganancias por publicidad y reducir costos de organización. Aunque claro, también se pierden las ganancias de boletos y mercancía, todo tiene su balance.

Captura De Pantalla 2020 04 15 A La S 13 40 16

En cuanto a los jugadores profesionales, este tipo de competencias puede ser sumamente lucrativa, pues por ejemplo, la liga digital de Fórmula 1 reparte un premio de 500,000 dólares entre los mejores jugadores. Ahora esto es sólo por un torneo, si el participante participa en más ligas y además consigue patrocinadores como haría un deportista tradicional, entonces sin problema alguno puede sostenerse de esta actividad.

Además las tendencias nos indican que la popularidad de los esports irán a la alza y no sólo por lo que vivimos actualmente, sino porque las nuevas audiencias encuentran atractiva esta forma de entretenimiento.

Los esports llegaron para quedarse y poco a poco cobrarán más relevancia. Además de que probablemente en un futuro veremos como algún profesional digital, podría llegar a lo más alto del mundo del deporte motor y para ello no creemos que falte mucho. Tan sólo veamos lo que logró la GT Academy de Gran Turismo y Nissan de la que dos pilotos mexicanos triunfaron y ahora uno de ellos sigue en activo en categorías de resistencia.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios