Publicidad

Lubricantes: lo que debes saber de la sangre de tu motor

Lubricantes: lo que debes saber de la sangre de tu motor
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El lubricante es la sangre del motor en un automóvil. Sí, ese líquido viscoso es vital para que el corazón del motor cumpla con sus funciones, de manera que estar pendiente del aceite es la mejor opción que un auto se conserve en buen estado, alargue su vida mecánica y maximice el rendimiento de combustible. Esa es su misión.

Ahora, el aceite también sufre desgaste conforme pasa el tiempo y su tono cambia a ámbar oscuro o marrón. Por el uso va limpiando y recogiendo partículas de suciedad que lo oscurecen, lo que al mismo tiempo hace que pierdan propiedades que permitieron el buen funcionamiento al motor.

Si un lubricante no se cambia, se ensucia y, a consecuencia de ello, su objetivo de ser deja de cumplirse. ¿Qué es lo que ocurre? Aumentan la fricción entre las piezas y, con ello, la temperatura del motor, lo que provoca un desgaste mayor.

¿Cuándo hay que cambiar el lubricante?

Es importante acudir con un experto y considerar que, al menos un par de veces al año, se debe hacer cambio de lubricante. Todo dependerá de cuánto se utilice un vehículo; así que es recomendable hacer revisiones periódicas del nivel y estado del aceite. Mobil cuenta con una gran variedad de lubricantes que se adaptan a las necesidades de cada motor.

Hay que considerar que un cambio de aceite es una inversión mínima que tiene un impacto importante cuando de cuidados a un auto se trata.

Los lubricantes y sus funcionalidades

Motor Lub Aceite Ba Mobil 1

Así como existen diferentes tipos de motores, los fabricantes de aceites, como Mobil, también se esfuerzan por desarrollar compuestos apropiados para cada necesidad.

Las clasificaciones o normas que delimitan el uso y aplicación de cada una de las alternativas en aceites, responden a los adelantos de ingeniería y diseño que constantemente se aplican a los motores. En el caso específico de Mobil, han destacado por exceder las normas establecidas.

De ahí que en los envases de los lubricantes aparezcan códigos que indican: grados de viscosidad y tipo de compuesto, además de las palabras monogrado y multigrado. Estas denominaciones sirven para clasificar el tipo de aceite, según el sistema Sociedad de Ingenieros Automotores y el Instituto Americano del Petróleo (SAE y API, respectivamente, por sus siglas en inglés).

Los aceites monogrados se caracterizan porque solo tienen un solo grado de viscosidad SAE, mientras que los aceites multigrado poseen un grado Winter (W) y el grado SAE. El grado W se refiere a un valor que indica la bombeabilidad de un lubricante a temperaturas bajas.

Por sus procesos de desarrollo, origen y características, también pueden clasificarse en: minerales, semisintéticos y sintéticos.

  • Mineral: es el de menos prestaciones y calidad debido a que son bases refinadas del petróleo.

  • Semisintéticos: utilizados por la mayoría de los fabricantes de automóviles. Son lubricantes que contienen tecnología sintética, creada por el hombre.

  • Sintéticos: son aceites con tecnología completamente hecha por el hombre, que ofrecen el rendimiento más alto. Son utilizados en motores que necesitan de la mejor lubricación en cualquier circunstancia.

Ahora sabes más de lubricantes y podrás saber cuándo ir con el experto para realizar el cambio de aceite. No olvides que Mobil protege tu motor.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir