Compartir
Publicidad
No todo es color rosa en la nueva planta de KIA en Nuevo León
Kia

No todo es color rosa en la nueva planta de KIA en Nuevo León

Publicidad
Publicidad

Después de la inauguración de la planta de KIA en Pesquería, Nuevo León, cuya inversión fue de tres mil millones de dólares y donde se producirá el Rio, el alcalde del municipio, Miguel Ángel Lozano Munguía, se mostró inconforme con algunas de las cosas que han sucedido (o más bien no sucedieron) alrededor de la construcción de esta planta.

Esto se debe a que el pueblo de Pesquería no tiene la infraestructura correspondiente al tamaño del proyecto. Al punto que el alcalde priísta asegura que en caso de que no se dé solución inmediata a esto, la situación se puede volver "caótica".

Es fácil entender el porqué de estas declaraciones, ya que la Federación canceló apoyos por 145 millones de pesos para la creación de infraestructura carretera que será construida para desfogar la producción que genere la armadora. En propias palabras de Lozano Munguía, "... nuestro municipio no cuenta con instalaciones de seguridad pública ni consejos municipales ni de bomberos ni de protección civil ni de carreteras adecuadas ni de un simple semáforo".

Kia1

Pero Lozano no ha sido el único en alzar la voz, Francisco Joaquín del Olmo, secretario del Sindicato de la Industria Automotriz dijo: “Los trabajadores de Kia Motors, les solicitamos a la empresa, autoridades federales, estatales y municipales que unidos visualicemos al municipio de Pesquería como la ciudad del futuro. Hoy tenemos mucho territorio virgen, (por lo que) podemos diseñar, trazar y construir la ciudad del futuro en donde encontremos una vivienda digna con zonas verdes para nuestras familias, con servicios educativos, de salud, comerciales, recreativos, calles y vialidades bien trazadas con transporte público moderno”.

Pero este asunto no tiene nada de nuevo. Desde su anuncio, el proyecto ha sido blanco de cuestionamientos ya que la manera en que lo manejó anterior mandatario, el priísta Rodrigo Medina de la Cruz, fue muy encubierta, y los apoyos que entregó han sido calificados como desproporcionados. A esto se le suma que en mayo del año pasado medios locales dieron a conocer el abandono de 10,000 viviendas adquiridas con recursos del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

El broche de oro es que el contrato firmado entre KIA y el gobierno estatal está bajo investigación debido a que se especula que fue firmado en condiciones irregulares.

En Motorpasión México | Nuevo KIA Rio, la cuarta generación apunta más alto que nunca

Temas
Publicidad

También te puede gustar

Publicidad
Publicidad

Ver más artículos