Compartir
Publicidad
Siete malos hábitos que tu auto nunca agradecerá
Motorpasion

Siete malos hábitos que tu auto nunca agradecerá

Publicidad
Publicidad

Suena feo pero en cuestión de conducción, los seres humanos somos animales de costumbres. Tal vez por herencia, porque lo hemos visto en muchas ocasiones o porque simplemente así aprendimos a manejar.

Son pocos, muy pocos, los automovilistas que en algún momento de su ajetreada vida se detienen a meditar la forma como manejan y si sus métodos de conducción son los mejores para su amigo de cuatro ruedas.

1.- No verificar la presión de los neumáticos

Aunque suene repetitivo, es imprescindible que revises con regularidad la presión de los neumáticos, recuerda que una llanta con presión muy baja se desgasta de forma regular. Para que no se te haga tan pesado, debido a las prisas del día a día, te recomendamos revisar la presión de los cuatro neumáticos el fin de semana, cuando andas más relajado.

2.- Acelerar con el motor frío

Recuerda que es muy importante no acelerar el auto con el motor frío. Lo mejor es encenderlo y dejar que se caliente por espacio de un minuto. Sólo de esta forma lograras que el aceite circule por todo el interior de la máquina y lubrique bien todas las partes. Acelerar en exceso con el motor frío provoca un mayor desgaste interno del motor.

3.- Pisar el clutch con el auto detenido

Aunque sabemos que muchos de nuestros lectores manejan autos automáticos, aquellos que no lo hacen es importante que sepan que estar oprimiendo constantemente el clutch mientras el auto está detenido provoca un mayor desgaste en todos los elementos que conforman el embrague, no importa que sólo lo oprimas levemente, de cualquier forma existe un desgaste.

Siete malos hábitos que nunca te agradecerá tu auto

4.- No abuses del pedal del freno

El freno se hizo para detener el auto, pero el estarlo oprimiendo constante también puede generar un desgaste de discos y pastillas, provocar deformaciones en los discos y otras cuestiones que a larga darán origen a ruidos extraños y gastos innecesarios. Cuando te sea posible, trata de frenar con motor o con velocidad.

5.- Dale un respiro al motor

Si circulas por alguna carretera o llegas a tu casa después de haber estado inmersos en un tráfico infernal, no apagues el motor de golpe, consérvalo encendido por un minuto o hasta que el sistema de refrigeración haya bajado la temperatura en un 90%.

Siete malos hábitos que nunca te agradecerá tu auto

6.- La mano, alejada de la palanca de cambios

Pocos saben que el manejar con la mano apoyada en la palanca de velocidades genera una cierta presión sobre los mecanismos internos de la caja de cambios, lo que puede traducirse en desgaste y daños en el sistema de transmisión.

7.- Los topes son para frenarte

Aunque tu auto sea nuevo, el no hacer alto casi total al llegar a un tope genera desgaste en todos los elementos de la suspensión e incluso, a la larga, puede provocar ruidos raros al interior del auto.

De igual forma es recomendable no frenar con el tope y pasar el eje posterior despacio. Realiza un alto casi total y pasa con cuidado el obstáculo para cuidar la suspensión de tu vehículo.

En Motorpasión México | Doce cosas que probablemente no sabías sobre la “difícil” labor de cambiar un neumático

Temas
Publicidad

También te puede gustar

Publicidad
Publicidad

Ver más artículos