Compartir
Publicidad
Manejamos el KIA Forte Hatchback y es tan bueno como el sedán pero más juvenil y atrevido
Kia

Manejamos el KIA Forte Hatchback y es tan bueno como el sedán pero más juvenil y atrevido

Publicidad
Publicidad

La expansión de KIA continúa en México y ahora fue el turno de conocer y manejar el KIA Forte Hatchback, versión cinco puertas del conocido sedán que ya se ha venido comercializando en nuestro país y que trae los conocidos atributos de los autos KIA para competir contra autos bien posicionados en el mercado como Ford Focus HB, Mazda 3 HB, SEAT León, Volkswagen Golf y Peugeot 308.

Este KIA Forte Hatchback llega como un producto más juvenil, dinámico y versatil por su carrocería hatchback y configuración de cinco puertas. Fabricado en la recién inaugurada planta de Pesquería, Nuevo León, condujimos este producto coreano desde la Ciudad de México hasta Tequesquitengo, Morelos, pasando por las conocidas curvas del Cañón de Lobos y aquí tenemos nuestras impresiones de manejo.

Lo ya conocido pero en atrevida versión hatchback

20160913 124029 01

En su parte exterior, al verlo de frente no hay diferencia con la versión sedán, la parrilla con nariz de tigre y los faros alargados con luces diurnas de LED son du distintivo principal. La novedad viene al verlo desde su parte lateral y trasera en las que su carrocería de dos volúmenes y cinco puertas (4 más la cajuela) se observa muy bien lograda, con una caída del medallón típica de un hatchback, grandes calaveras con luz LED y una salida de escape cromada.

El interior cuenta con la calidad que caracteriza a los autos KIA, los plásticos en su mayoría son suaves al tacto y el diseño del tablero está orientado al conductor lo que facilita la manipulación de sus botones mientras se maneja. En cuestión de confort, los asientos de piel que equipaba nuestro auto fueron muy cómodos en el trayecto de ciudad y carretera que recorrimos, encontrar una posición ideal de manejo fue fácil gracias a sus mandos eléctricos y la visibilidad exterior es muy buena.

Los asientos traseros también gozan de buen espacio y tres adultos podrán viajar cómodamente; la cajuela cuenta con un aceptable espacio pero su altura no es tan buena ya que debajo de ella se encuentra una llanta de refacción de tamaño normal, unas cosas por otras.

De la CDMX a Tequesquitengo por el Cañon de Lobos

20160913 153946 01

Durante la prueba de manejo, tuvimos la oportunidad de conducir la versión SX con transmisión manual de seis velocidades. Su motor, un 4 cilindros atmosférico de 150 HP y 142 lb-pie de torque responde bien a las necesidades de un manejo cotidiano y solamente hay que subir un poco las revoluciones para encontrar su mejor ritmo tanto en carretera como en autopista donde se podrán alcanzar velocidades cercanas a los 200 km/h.

La suavidad es algo característico de su manejo, la dirección pudiera resultar más suave de lo esperado y el tacto del clutch también, no es que sea malo pero al tratarse de un hatchback, se esperaría y se agradecería que, tanto la dirección como el clutch, fueran ligeramente más pesados para favorecer más las sensaciones de manejo.

Su motor responde bien a las necesidades de un manejo cotidiano y solamente hay que subir un poco las revoluciones para encontrar su mejor ritmo y alegrar la marcha.

En el tramo llamado Cañon de Lobos, el cual está compuesto por un tramo de curvas cerradas y continuas, comprobamos que el Forte Hatchback puede entregar una buena dosis de diversión a pesar de la suavidad descrita anteriormente. Los cambios de dirección y la posibilidad de hacer los cambios a placer con su caja manual son una combinación que se puede llegar a disfrutar en este tipo de caminos, claro que, al llegar a su límite, el auto puede presentar subviraje que pudiera llegar a ser controlado por la intrusión de los sistemas electrónicos que equipa de serie como el de estabilidad y tracción.

Un razonable auto a tomar en cuenta

20160913 124227 01

Como conclusión, esta versión hatchback del Forte se coloca en el mercado como una de las opciones más razonables en términos generales ya que, además de contar con una silueta llamativa y completo equipamiento, la garantía de siete años y el bajo costo de los servicios de mantenimiento le dan ese extra que lo coloca por encima de su competencia aunque claro está que no tiene ese feeling deportivo del Mazda 3 o del Volkswagen Golf / SEAT León con sus motores turbo.

En cuestión de números, la versión EX manual tiene un precio de $277,900 mientras que la EX automática está en $295,900, pasando a las versiones SX manual y automática, hay que pagar por ellas $315,900 y $334,900, respectivamente. Todos los detalles de sus versiones y equipamiento los dimos a conocer en esta nota.

Más en Motorpasión México | KIA Optima, lo manejamos y redefinimos nuestro concepto de sedán deportivo

Temas
Publicidad

También te puede gustar

Publicidad
Publicidad

Ver más artículos